La avenida de Las Canteras y su desorden

Antes del boom turístico de los años 70 – 80 la avenida de Las Canteras era un paseo sencillo, nada recargado. En los sesenta todavía mantenía trazos de su diseño original basado en las ideas proyectadas por el prestigioso arquitecto Miguel Martín Fernández de la Torre.

Con la llegada del turismo el paseo de Las Canteras empezó a sobrecargarse, sobre todo, del mobiliario de los restaurantes y locales de ocio. Los guiris, los extranjeros que llenaron Puerto-Canteras, se privaban por beber y comer al sol de Canarias.
Tras el estallido del turismo y la invasión del paseo por las mesas y sombrillas de los bares y restaurantes ningún gobierno municipal ha podido a lo largo de los años posteriores, tampoco han puesto muchas ganas, en regularlo.

Quizás la norma del todo vale en las terrazas es el vivo reflejo del desastroso alineamiento del frente urbano: con retranqueos en edificios sí y en otros no….

Sin control en el tamaño de las terrazas, y en su ocupación sobre la avenida, cada vez es menor el espacio para tod@s y la sensación de desorden es mayor

El uso que se le da al paseo repercute en la salud de la playa, no lo decimos nosotros, lo dice un estudio sobre los impactos negativos a mejorar en el entorno playero realizado por investigadores de la ULPGC.

Hay algunas zonas del paseo muy críticas por el mobiliario que aguanta. Una de estos lugares invadidos es la Playa Chica. Sin ningún tipo de timidez y sin ningún tipo de ordenamiento las mesas y los «menús» (cada vez más grandes y numerosos) de algunos de sus locales se han apoderado de parte de la avenida, del espacio que nos corresponde a los que solo la disfrutamos paseando.

Creemos que tanto cartelón y tanta masificación de mesas repercute negativamente en la elección del sitio por parte de los futuros comensales. Sin contar que son una dificultad añadida para las personas con problemas visuales.

El paseo es usado por la ciudadanía durante los 365 días del año. Cada vez son más las personas que lo utilizan para diferentes usos: pasear, correr, contemplar el horizonte, etc. Su ordenamiento para evitar sobrecarga «de usuari@s» en puntos concretos debería estar en la agenda prioritaria de los responsables políticos con responsabilidad en la gestión de Las Canteras.

Para acabar, señalar que nuestra utopía de la regulación o supresión de las mesas del lado barandilla está cada vez más lejos.

Otros posts destacados

3 Comments

  1. Mari
    13 diciembre, 2020 at 1:59 PM

    Creo que el que opina no es consciente de la separación a las que tienen que estar las mesas y las terrazas. Antes se ocupaba mucho menos la avenida porque las mesas se colocaban unas más cerca de otras y no invadían tanto el paseo. Pero por orden expresa de la policia, las mesas tienen que estar separadas por al menos dos metros. Creo yo que no es momento de criticar su colocación cuando lo que se está buscando principalmente es la Salud de los ciudadanos. Y mucho menos hablar tan despectivamente de unos negocios que sacan su cartelón porque no hay turismo y se desviven por vender algo para poder pagar por lo menos los sueldos. Un poco de empatía.

  2. Pepe el playero
    13 diciembre, 2020 at 8:16 PM

    Fuera mesas y mobiliario del paseo, el paseo es para el ciudadano no para que ellos hagan negocio.

  3. Santana
    14 diciembre, 2020 at 7:40 AM

    Pepe como se nota que no eres hostelero ni familia de ellos…. esta gente necesita sobrevivir después de la que esta cayendo,gracias a esos negocio aun hay padres de familia que pueden llevar algo de comer para sus hijos y en vez de criticar la imagen de las canteras q vayan para el sur haber que imagen damos….

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate