“Cuando dos caminos se separan… toma aquel que se dirija a la playa”. Hannah McKinnon

Miércoles de playa

Tanorexia: la obsesión enfermiza por estar bronceado

La tanorexia, también conocida como trastorno dismórfico del bronceado, es un término utilizado para describir un trastorno psicológico en el cual una persona tiene una obsesión compulsiva por estar bronceada.

Aunque no es un término médico reconocido oficialmente, se utiliza para describir un comportamiento adictivo relacionado con la exposición excesiva a los rayos ultravioleta (UV) en busca de un bronceado intenso.

Las personas con tanorexia suelen tener una preocupación obsesiva por mantener o mejorar su bronceado, incluso a pesar de los riesgos para la salud asociados con la exposición excesiva a los rayos UV. Pueden pasar largas horas bajo el sol, usar camas de bronceado o aplicar productos de bronceado de manera compulsiva. Al igual que en otros trastornos dismórficos corporales, las personas con tanorexia pueden tener una percepción distorsionada de su apariencia, sintiendo que nunca están lo suficientemente bronceadas o que su piel siempre se ve pálida.

La tanorexia puede tener consecuencias graves para la salud, como el aumento del riesgo de cáncer de piel, envejecimiento prematuro de la piel, daño ocular y trastornos de pigmentación. También puede llevar a la adicción a los rayos UV y provocar síntomas de abstinencia cuando no se puede obtener la exposición deseada.

Es importante tener en cuenta que la tanorexia no es un diagnóstico oficial reconocido por los manuales de clasificación médica, como el DSM-5. Sin embargo, se utiliza comúnmente para describir un patrón de comportamiento obsesivo y adictivo relacionado con el bronceado. Si crees que tú o alguien que conoces puede estar experimentando este problema, es recomendable buscar ayuda de un profesional de la salud mental para un diagnóstico adecuado y un tratamiento adecuado.



Los síntomas de la tanorexia pueden variar de una persona a otra, pero generalmente incluyen los siguientes:

  1. Obsesión por estar bronceado: las personas con tanorexia tienen una obsesión constante por estar bronceadas y sienten una gran presión interna para mantener o mejorar su color de piel.

  2. Compulsión por exponerse al sol o a camas de bronceado: pueden pasar largas horas bajo el sol, utilizar camas de bronceado de forma excesiva o buscar cualquier oportunidad para obtener exposición a los rayos UV.

  3. Preocupación excesiva por la apariencia: perciben su piel como pálida o no bronceada, a pesar de tener un color de piel normal. Esto puede llevar a una preocupación extrema por la apariencia y una baja autoestima relacionada con la falta de bronceado.

  4. Necesidad de broncearse en todas las estaciones. Incluso en épocas del año en las que la exposición solar es mínima o nula, las personas con tanorexia pueden buscar alternativas, como camas de bronceado, para mantener su bronceado.

  5. Exposición excesiva a los rayos UV: ignoran o minimizar los riesgos para la salud asociados con la exposición excesiva a los rayos UV, como el cáncer de piel, el envejecimiento prematuro de la piel y los problemas oculares.

  6. Dificultad para reducir o detener la exposición a los rayos UV: experimentan dificultades para reducir o detener su comportamiento de bronceado, a pesar de los problemas de salud o las consecuencias negativas que puedan experimentar.

  7. Pueden experimentar síntomas de abstinencia, como irritabilidad, ansiedad o inquietud, cuando no pueden broncearse o están expuestos a una cantidad menor de rayos UV de lo habitual.

Es importante destacar que la tanorexia no es un diagnóstico médico oficial, pero estos síntomas pueden indicar una obsesión y comportamiento adictivo relacionado con el bronceado que puede requerir intervención profesional para su tratamiento.

Si crees que tú o alguien que conoces puede estar experimentando estos síntomas, es recomendable buscar ayuda de un profesional de la salud mental.

El tratamiento de la tanorexia generalmente involucra la intervención de profesionales de la salud mental y dermatólogos. A continuación, se presentan algunos enfoques comunes utilizados en el tratamiento de la tanorexia:

  1. Terapia cognitivo-conductual (TCC): la TCC es una forma de terapia que ayuda a identificar y cambiar los pensamientos y comportamientos disfuncionales asociados con la tanorexia. El terapeuta trabajará contigo para desafiar tus creencias irracionales sobre la belleza y el bronceado, y te enseñará habilidades para manejar la ansiedad y la obsesión por el bronceado.

  2. Terapia de exposición: este enfoque gradualmente expone a la persona a situaciones que desencadenan la necesidad de broncearse, como limitar la exposición al sol o las camas de bronceado. Con el tiempo, se busca reducir la dependencia y la obsesión por el bronceado.

  3. Terapia de grupo y apoyo social: participar en terapia de grupo con otras personas que están experimentando problemas similares puede brindar apoyo emocional y permitir el intercambio de estrategias de afrontamiento. El apoyo social en general, ya sea de amigos, familiares o grupos de apoyo, puede ser beneficioso en el proceso de recuperación.

  4. Educación sobre los riesgos para la salud: es importante que las personas con tanorexia comprendan los peligros asociados con la exposición excesiva a los rayos UV. Un dermatólogo puede proporcionar información detallada sobre los efectos negativos del bronceado en la piel y la importancia de protegerla adecuadamente.

  5. Tratamiento médico: en algunos casos, se pueden recetar medicamentos para abordar los síntomas de ansiedad o depresión asociados con la tanorexia. Esto puede ser especialmente útil si existen trastornos de salud mental subyacentes.

Es fundamental buscar ayuda de profesionales de la salud capacitados en el tratamiento de trastornos de la conducta y trastornos de la imagen corporal.

Cada persona es única y puede requerir un enfoque de tratamiento individualizado. Si crees que tienes tanorexia o conoces a alguien que la padece, te animo a buscar apoyo profesional para recibir el tratamiento adecuado.

Fuente: IA y otros

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor