La Casa-Asilo de San José: Bar­to­lomé Apo­li­na­rio y el Padre Cueto por José Juan Ojeda Quin­tana

Última actualización hace 1 mes por MiplayadeLasCanteras©

A fina­les de los años 50 el pai­saje urbano del paseo de Las Can­te­ras empezó a cam­biar, la deni­gra­ción dio paso a abi­ga­rra­dos blo­ques reple­tos de ladri­llo y cemento

Pasé mi infan­cia y juven­tud en los ale­da­ños de la Peña la Vieja. La mucha­chada se sen­taba en gru­pos o islo­tes, sobre la arena de la playa o en los esca­lo­nes de alguna casa situada frente al mar, lo cual es el caso de un grupo que se sen­taba en el acceso a la vivienda de los Ramí­rez Jai­mez, a esca­sos metros de la Casa-Asilo de San José. Lo for­ma­ban ade­más de los arriba cita­dos, entre otros, Fer­nando Díaz Cutillas y Ser­gio Alonso. En el espa­cio que va desde la Casa Roja de Ana Alzola Apo­li­na­rio, hasta el Kiosco de Segundo en La Pun­ti­lla, se encon­traba el Bal­nea­rio de Fede­rico, la casa de Matías Vega Gue­rra (donde se ubicó el Cole­gio Viera y Clavijo del Puerto), el Club PALA, la sala de bai­lo­teo Las Cue­vas, el Asilo, la casa de Bar­to­lomé Apo­li­na­rio Macías, la caseta de Galán, el bar Toledo y Juan Pérez. Ya a finales de los años cin­cuenta, el pai­saje urbano empezó a cam­biar. El cin­tu­rón de casas se con­vir­tió en lo que Berg­son admi­tió como «el uni­verso que no está hecho, sino que se hace sin cesar: con­ser­va­ción y degra­da­ción».

La deni­gra­ción dio paso a abi­ga­rra­dos blo­ques reple­tos de ladri­llos y cemen­tos, que imi­ta­ron a salien­tes men­to­nes huma­nos en sus obli­ga­dos retran­queos, que a veces inun­da­ban la arena de som­bras. Así logra­ron cam­biar nues­tros recuer­dos en nos­tal­gia. Se quiere matar el pasado de la vivienda de Apo­li­na­rio con­vir­tién­dola en pre­sente sin his­to­ria. Afor­tu­na­da­mente se ha parado el urba­ni­ci­dio, cau­te­larmente, por el Gobierno y Cabildo. Espe­re­mos que la medida se eleve a defi­ni­tiva. Nos queda el Asilo San José, edi­fi­cio-insig­nia de Las Can­te­ras. En sus nume­ro­sas arca­das, hemos visto las cabe­ci­tas de los niños inter­nos, aso­mar en busca de las estre­llas de mar. Mien­tras, en el inte­rior del edi­fi­cio se luchaba con­tra la enfer­me­dad. Pero recu­rra­mos a la his­toria de Cana­rias.

En la Desa­mor­ti­za­ción de Madoz (1860) se ven­den las tie­rras de Santa Cata­lina, cuyos lími­tes iban desde el barranco de la Ballena, siguiendo la ori­lla del mar, a La Isleta, que ya era pro­pie­dad de Domingo J. Nava­rro y des­pués de Pedro Bravo de Laguna y Joven, y parte, por expro­pia­ción, del Ramo de Gue­rra (1890). Com­pró, en lim­pia subasta al Estado, Nico­lás Apo­li­na­rio, 64 hec­tá­reas por 350 pese­tas (5,6 pese­tas la hec­tá­rea; ya en 1886 se ven­die­ron segre­ga­cio­nes hasta a cua­tro pese­tas el metro). La sen­ci­lla defi­ni­ción del límite como ori­lla del mar dio lugar a con­tro­ver­sias. Manuel Apo­li­na­rio Rodrí­guez, (padre de Pino Apo­li­na­rio Pla­ce­res) uno de los here­de­ros direc­tos de Santa Cata­lina, con la pre­sen­cia de un nota­rio, colocó esta­cas en la última hue­lla, que dejó un día cual­quiera, la plea­mar, sin atender a mareas de mayor calado como las del Pino y otras. De esta manera ocupó una parte que no le per­te­ne­cía, ami­no­rando la lon­gi­tud y super­fi­cie de la playa.

Lle­ga­mos al 1 de marzo de 1891. El doc­tor Bar­to­lomé Apo­li­na­rio, junto a Anto­nio Gómez Nava­rro, esposo de su her­mana Car­men, y padre de Juan Fran­cisco Gómez Apo­li­na­rio donan a la Igle­sia, (regida por el Obispo Padre Cueto Díaz de la Maza,), cada uno, 655 metros cua­dra­dos de los sola­res de Santa Cata­lina para la construcción de Asilo y Hos­pi­tal. Para la cons­truc­ción de los pre­dios, el Padre Cueto recu­rrió hasta la exte­nua­ción a la cari­dad del pue­blo y a apor­ta­cio­nes de Miller y Blandy. Creo que no se le ha hecho al Obispo domi­nico, el home­naje debido por su esfuerzo, la ayuda a los obre­ros, la traída a Las Pal­mas de con­gre­ga­cio­nes como el Sagrado Cora­zón.

La igle­sia de La Luz prestó 20.000 pese­tas para cons­truc­cio­nes, a pagar en 20 años, sin inte­rés, puesto que debía que­dar libre de res­pon­sa­bi­li­dad ante la Mitra. Asi­mismo. ¿Qué se puede decir de la mag­ní­fica labor de Apo­li­na­rio? Su ayuda a los obre­ros del Puerto, sus escue­las, la casa de Soco­rro. Sus esfuer­zos por nues­tra isla no tie­nen paran­gón. En su labor médica contó con la ayuda de otro doc­tor, Ber­nar­dino Valle Gra­cia, que vivió jus­ta­mente frente al Asilo, en la misma calle Padre Cueto, esquina 29 de Abril. He loado a dos gran­des hom­bres, con las mis­mas deri­va­das apos­tó­li­cas. Por ello sería una tre­menda ofensa a la memo­ria de Apo­li­na­rio derruir su vivienda, con­vir­tién­dola en otro blo­que sin his­to­ria, sin alma. De igual manera hay que man­te­ner esas ori­gi­na­les arca­das, ese sin­gu­lar y vivo edi­fi­cio, que es la Casa-Asilo. Cual­quier modi­fi­ca­ción que se haga a esos dos edi­fi­cios his­tó­ri­cos es un ata­que sin retorno, a la cul­tura cana­ria, lo que jus­ta­mente nos lle­va­ría a la deca­den­cia pre­co­ni­zada por Spen­gler y nos intro­du­ci­ría, sin más, en el prag­ma­tismo mate­ria­lista y desi­lu­sio­nante de William James.

Cual­quier modi­fi­cación que se haga a esos edificios es un ataque sin retorno a la cultura canaria.

José Juan Ojeda Quin­tana

 Artículo publicado en el periódico La Provincia

¿Le ha resultado interesante o útil este contenido?

Valora este post

Promedio de la valoración 5 / 5. Valoración: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este post.

Nos alegramos que te sea interesante o útil este post.

¡Sígueme en las redes sociales!

¡Siento que este contenido no haya sido de tu agrado!

Dime: ¿cómo puedo mejorar este contenido?¿ Has visto algún error?

blank

Sitio web sobre la playa de Las Canteras y su entorno, creada en noviembre de 2002. Muchos de los textos e imágenes son aportaciones voluntarias y desinteresadas de particulares o instituciones. También hay comunicados de prensa de organismos oficiales y artículos bajo licencias Creative Commons. Los posts con firma son propiedad© de sus autores.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Tu navegador utiliza un bloqueador de anuncios que impide el correcto funcionamiento de esta web

Hola, tienes instalado una extensión que bloquea los anuncios. Nuestra web sobrevive gracias a esta publicidad. Para poder seguir navegando, desactívalo en los ajustes de tu navegador o desde la aplicación que bloquea la publicidad. Gracias 

Hi, you have an extension installed that blocks ads. Our website survives thanks to this advertising. In order to continue browsing, deactivate it in your browser settings or from the application that blocks advertising. Thanks