“Hombre libre, siempre querrás al mar”. Charles Baudelaire

Breve reseña histórica del callejero del entorno de Las Canteras: “Calle Secretario Artiles”

Calle Secretario Artiles

Larguísima vía del entorno del barrio de Santa Catalina-Las Canteras que va desde la calle Ruiz de Alda hasta la calle Padre Cueto.

 

Antonio Artiles Ortega: el secretario Artiles (1858-1916)



Don Antonio Artiles Ortega nació en Las Palmas en 1858. Acudió a la escuela de primeras letras, pero no pudo seguir estudios avanzados puesto que su familia carecía de recursos económicos. Fue, por consiguiente, hombre de formación autodidacta, que compatibilizó con las experiencias de su trabajo, iniciado desde muy joven como modesto empleado del Ayuntamiento de Telde.

En su época juvenil colaboro con don Francisco Ojeda en la fundación de “El Independiente”, uno de aquellos numerosos periódicos del pasado siglo en Las Palmas que apenas gozaban de una efímera y precaria existencia. Ojeda marchó luego a Cuba, en donde trabajó en la redacción de “La Voz de Canarias” y muchos años después, de nuevo en Canarias, dirigió “El Tribuno”.

Don Antonio Artiles fue funcionario de la depositaría de Hacienda y, posteriormente, del Ayuntamiento de Las Palmas. Asimismo, desarrolló tareas periodísticas dirigiendo”El Comer cio”, una publicación que defendía los intereses de las clases mercantiles, y “El Liberal”, órgano del partido de León y Castillo.

Contrajo matrimonio fruto del cual fueron cuatro hijos, pero tuvo la desgracia de que falleciera su esposa. En adelante hubo de dedicar su vida a su trabajo y a atender a cuatro pequeños.

En la dirección de “El Liberal”, puesto que le había confiado, don Juan de León y Castillo, vivió la época de los primeros años del Puerto de la Luz, motor del renacer de Gran Canaria y realizó campañas en aras del progreso y bienestar de la isla. Suplía su ausencia de formación académica con un juicioso discernimiento y una expresión sobria, destacando en las polémicas periodísticas, muy al uso entonces, por su gran brío en el ataque y habilidad en la argumentación.

En el año 1892 dejó la pluma y entró al servicio del Ayuntamiento de Las Palmas. En 1903 fue nombrado secretario del mismo. La secretaría había quedado vacante y aspiraban también a desempeñarla don Prudencio Morales y Martínez de Escobar y don José Romero Quevedo, quienes retiraron sus instancias al presentarse la candidatura de Artiles Ortega, que era por entonces jefe de la sección de contribuciones e impuestos. Cuentan que, más tarde, el alcalde, don Ambrosio Hurtado de Mendoza, afirmaría: “Yo era partidario de Prudencio Morales, y nombrado Artiles, pude convencerme de que el Ayuntamiento de Las Palmas contaba con el primer secretario de España”.

En efecto, reunía cualidades de competencia, laboriosidad, honradez e independencia de criterio que hacían de él un funcionario eficaz y ejemplar en su puesto. Y, a pesar de tener un carácter áspero, era hombre que sabía respetar y que se hacía respetar. En la secretaría municipal, con escasísimos medios en aquellos tiempos, desarrolló una gran labor, apoyado en una gran memoria, lucidez de juicio y sólida preparación adquirida durante años en el trabajo burocrático. Se cuidó siempre de todo cuanto Se relacionaba con el decoro y progreso de la población, creación de nuevas escuelas y centros de enseñanza media, fomento del turismo, abastecimiento de agua, etc., todo ello dentro de una labor anónima, oscura, sin lucimiento. Funcionario incorruptible y de absoluta probidad, vivió y murió en la modestia y la pobreza. Falleció en Las Palmas en el año 1916.

Revista Aguayro



Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor