5 de junio: Día Mundial del Medio Ambiente 2023 por un planeta #SinContaminaciónPorPlásticos

Breve reseña histórica del callejero del entorno de Las Canteras: “Calle Nicolás Estévanez”

Calle Nicolás Estévanez

Nicolás Estévanez Murphy (Las Palmas de Gran Canaria, 17 de febrero de 1838 – París, 19 de agosto de 1914) fue un poeta, militar y político español, diputado por el Partido Republicano Federal y ministro de la Guerra con la Primera República Española

La patria es una peña,
la patria es una roca,
la patria es una fuente,
la patria es una senda y una choza.

….

                 (Fragmento del poema Canarias de Nicolás Estévanez)

 

1957: las hermanas Marrero Domínguez posan con su madre en la calle Nicolás Estévanez

 



Nació en Las Palmas de Gran Canaria,​ en el edificio donde se hallaba instalada la Inquisición, en el seno de una familia burguesa que tenía su residencia habitual en la isla de Tenerife. Su padre, Francisco de Paula Estévanez, era un militar progresista de origen malagueño y su madre, Isabel Murphy y Meade, procedía de una familia de comerciantes de origen irlandés. Desde niño se trasladó con su familia al barrio lagunero de Santa María de Gracia (Tenerife), en donde transcurriría su infancia.

Muy joven, en 1852, ingresó en la Academia de Infantería de Toledo y luego participó en la guerra de África de 1859-1860​ donde sirvió con distinción por lo que le fue concedida la Cruz Laureada de San Fernando.

Sirvió en Puerto Rico y en Santo Domingo hasta la definitiva renuncia de Narváez a anexionarse la isla. Al disolverse el batallón en el que prestaba servicio fue arrestado por abofetear a un subordinado tras lo que pidió traslado a Cuba y seis meses de licencia para atender asuntos familiares y contraer matrimonio en Cádiz. Cuando quiso reincorporarse al ejército, en mayo de 1868, se vio obligado a renunciar al empleo de capitán por no haber cumplido los seis años de estancia en Ultramar, lo que le determinó a incorporarse a un puesto civil que inmediatamente también abandonó para participar en la revolución de septiembre de 1868. Tras el triunfo de la revolución fue ascendido a comandante pero un año después se unió a la insurrección republicana de 1869 en Béjar y fue encarcelado. Una vez amnistiado, solicitó destino en La Habana.​

En 27 de noviembre de 1871, estando destinado en Cuba como capitán, en situación de reemplazo, se enteró de que la sentencia contra ocho estudiantes que habían sido condenados en consejo de guerra se había cumplido, Nicolás Estévanez se indignó y manifestó con ira su desacuerdo contra el fusilamiento de los jóvenes cubanos, diciendo que “antes que la patria están la humanidad y la justicia”. Por este motivo, solicitó su baja en el ejército español, porque no podía permanecer ni un día más. Todos los años, desde 27 de noviembre de 1937, fecha en la que se instaló una placa en fachada del Hotel Inglaterra en La Habana, en la acera del Louvre. los cubanos celebran el aniversario con marchas juveniles y diversos actos y conferencias, y también se acuerdan este día de la valiente actitud de Nicolás Estévanez, que como consecuencia de la experiencia vivida, abandona definitivamente el ejército español, indignado y avergonzado ante semejante injusticia y afrenta.

 

Nicolás Estévanez Murphy (1838 – 1914)

De vuelta en España en mayo de 1872 fue elegido diputado por la circunscripción de Madrid dentro de la candidatura republicana federal.​ Militante de la fracción intransigente dentro de las filas del republicanismo federal, en febrero de 1873 provocó el descarrilamiento de un tren en el puente de Vadollano, en la vía férrea Madrid-Sevilla, y proclamó la república en el municipio de Linares, operaciones destinadas a ganar tiempo y facilitar el levantamiento de Andalucía a las órdenes del general Contreras, pero tras unos días de recorrer la sierra, la inacción de este y el abandono de sus hombres le obligaron a permanecer escondido en Madrid hasta la abdicación de Amadeo de Saboya.

Una vez proclamada la República fue designado gobernador civil de Madrid.​ En las elecciones de mayo de 1873 fue elegido diputado por las circunscripciones de Canarias, Jaén y Toledo, optando por la representación del distrito de Santa Cruz de Tenerife.​ El 11 de junio de 1873 fue designado ministro de la Guerra en el gabinete presidido por su correligionario Francisco Pi y Margall, cargo en el que solo permaneció dieciocho días.​

Es autor de varios poemas y considerado uno de los padres del nacionalismo canario. Pero su ideología es el republicanismo federal pimargaliano que, de acuerdo con el Programa Republicano Federal de 1894 por él suscrito, primaba al Estado central sobre los estados regionales y solo consideraba nación a España, opuesto, al mismo tiempo, al centralismo —para Estévanez madre de todos los males— y al regionalismo, que consideraba propio del tradicionalismo y antiliberal.​ También es autor de los libros Fragmentos de mis memorias y Diccionario militar.

El anarquista Mateo Morral tuvo en Nicolás Estévanez uno de sus principales mentores ideológicos, y escribió una obra titulada Pensamientos revolucionarios de Nicolás Estévanez. Pío Baroja, en sus Memorias dice que pudo ser Nicolás Estévanez el encargado de transportar desde Francia a Barcelona, envuelta en una bandera francesa, la bomba con la que diez días después Mateo Morral intentó acabar con la vida de Alfonso XIII, el 31 de mayo de 1906 en un atentado del que los Reyes salieron indemnes pero que costó la vida a treinta espectadores.

Murió el 19 de agosto de 1914 en París. Wikipedia



Comparte
Etiquetas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.