“En el mar no hay pasado, presente o futuro, sólo paz”. Jacques Cousteau

Día de playa: calor. Calimoso

Descripción individualizada de los edificios del “Frente Ecléctico de la Playa de Las Canteras”(5): Casa Asilo de San José

Descripciones individualizada de los edificios pertenecientes al conjunto histórico de Las Canteras cuyo expediente se tramita como Bien de Interés Cultural.

Decreto PH 10/2022, de 14 de septiembre, por el que se dispone la incoación del expediente denominado BIC 03/2022 “Frente Ecléctico de la Playa de Las Canteras” en Las Palmas de Gran Canaria, para su declaración como Bien de Interés Cultural.

Reformas en el edificio en 1921



Edificio de la Fundación Benéfica “Casa Asilo de San José” actualmente denominado Hospital de San José, situado en el Paseo de Las Canteras, no 18 y calle Padre Cueto, no 26.

Descripción y motivos:

El edificio fue proyectado como “Hospital y Escuelas en el Puerto de La Luz” para dar albergue a la fundación benéfica “Casa Asilo de San José” y así dar asistencia a los obreros del puerto y sus familias, personas enfermas y navegantes. Se trata del primer equipamiento sanitario y de beneficencia que se localizó en el primigenio barrio del Puerto y en primera línea de Las Canteras.

En 1891, siendo teniente de Alcalde del distrito Puerto el Dr. D. Bartolomé Apolinario Macías (1856-1929) conoció la precaria situación de los numerosos vecinos recién asentados en la zona, como mano de obra necesaria para el vertiginoso crecimiento de la actividad portuaria, por lo que propuso dotar al incipiente barrio de una escuela y un centro médico para atender a los obreros y a sus familias, a las necesidades de las personas enfermas, y de los navegantes y viajeros “cualesquiera que sea su nacionalidad y religión”.

Para ello promovió y consiguió el apoyo económico de diversas empresas vinculadas al Puerto, lo que le permitió el 1 de marzo de 1891 fundar la Casa Asilo de San José en un local alquilado en la calle Juan Rejón, en el Puerto de La Luz, con las Hermanas de la Caridad, trasladándose al poco tiempo a otro local mayor donde albergó las escuelas, la casa de socorro y el dispensario médico.

Esta institución fue pionera en dar servicios sociales gratuito a los trabajadores, adelantándose pocos meses a la encíclica “Rerum Novarum” del Papa León XIII, y casi 10 años a la primera ley española de accidentes del trabajo, de 1900, que les daría cobertura ante accidentes y enfermedades laborales.

El Dr. Bartolomé Apolinario conocía de las cualidades “salutíferas” de la playa de Las Canteras, donde las personas enfermas especialmente con enfermedades respiratorias se podían recuperar mejor, aprovechando el aire yodado, el sol y los baños de mar. Por ello la primera línea de playa fue el lugar elegido para el Hospital. Por su privilegiada ubicación, servicios sanitarios y de beneficencia, y cualidades arquitectónicas, se convertiría en un lugar emblemático de la playa, de modo equivalente a otros sanatorios en ciudades costeras europeas.

Decidido a disponer de edificio propio dispuso de varios solares familiares en primera línea de playa y encargó el proyecto al arquitecto Laureano Arroyo y Velasco, arquitecto municipal y diocesano, afincado en la isla desde 1888.

El 10 de agosto de 1895 se inició la construcción del nuevo edificio. El Dr. Apolinario y su hermana Carmen Apolinario Macías, pertenecientes a la familia de herederos de terrenos del Istmo, donaron los solares del Hospital al Obispo de la diócesis de Canarias, D. José María Cueto y Díez de la Maza (1839-1908), fraile dominico, más conocido como Padre Cueto, para dar continuidad a la obra benéfica.

Sería el primer hospital extramuros de la ciudad. Su necesidad estribaba en poder prestar una atención urgente y próxima, pues los dos hospitales existentes se ubicaban a una distancia considerable para la época, de aproximadamente 5 kilómetros.

La parcela en esquina, inicialmente trapezoidal, tuvo que ajustarse a una remodelación por los ajustes de la parcela colindante de paseo de Las Canteras nº 17, y la retirada de una parte, hasta quedar con una forma triangular de aproximadamente 1.316 metros cuadrados. Presenta un frente de aproximadamente 50 metros hacia la playa y el otro frente, de aproximadamente 45 metros, hacia la calle Padre Cueto.

El proyecto planteó una nueva tipología de pabellón hospitalario, con galería abierta, frente a los otros hospitales existentes en la ciudad: Hospital de San Martín y Hospital de San Lázaro, que eran de tipología de casa patio o casa con varios patios.

Consistía en un pabellón principal paralelo a la playa y dos pabellones perpendiculares a este. El pabellón principal, de una planta, constaba de galería exterior y habitaciones dobles tras una arquería. Los dos pabellones perpendiculares dejaban entre sí un gran patio central y sendos patios laterales, buscando que todas las dependencias tuvieran ventilación directa y cruzada. La planta semisótano, donde se ubicaban las dependencias de servicio disponía de ventilación exterior hacia la playa y calle. La propuesta inicial se redujo y simplificó. La capilla, las escuelas y la casa de las religiosas, que se ubicaban a naciente de la parcela, no se realizaron tal y como estaban inicialmente previstas en proyecto, tampoco el cuerpo alto central sobre el pabellón principal. La fachada al mar, de diseño ecléctico, estaba constituida por basamento con troneras de iluminación y ventilación del semisótano y una arquería de diecisiete arcos de medio punto, tras la que abrían las ventanas de las habitaciones. La fachada hacia la calle Padre Cueto presenta chaflán en esquina, un frente de tres arcos que cierran un patio lateral y un cuerpo de una planta a poniente, con cuatro ventanas con arco y puerta en el extremo, junto a la iglesia.

El 18 de julio 1900, tras varios años de obras, se abrió al uso el edificio actual de la Obra Benéfica que viene funcionando hasta hoy en día, y que cuenta con un Patronato desde los años 30.

Cuando se inauguró, ofrecía servicios de casa de socorro, consultorio- dispensario, hospitalización de adultos, hospital infantil y escuelas. Las escuelas tuvieron que trasladarse al poco tiempo tras una epidemia de viruela en 1903.

En 1925, por necesidades del centro, se planteó la ampliación de la Casa-Asilo, con proyecto del arquitecto Rafael Masanet y Fauss: “Proyecto de pabellón alto para ampliar el Hospital de niños pobres de la Casa Asilo de San José en la playa de Las Canteras”.

La actuación de Masanet consistió en realizar una entreplanta en el pabellón principal y la planta alta, aumentando así la capacidad del hospital. Comunicando las diferentes plantas con una escalera en el extremo norte. La planta alta con galería exterior está soportada por ménsulas y vuela sobre el paseo. La fachada hacia la playa presenta un cuerpo central diferenciado de tres vanos con frontón curvo en el central, dos cuerpos laterales cubiertos con tejadillos inclinados al paseo y cuerpos de remate ochavados en los extremos. La cubierta, sobre pilares, se remata con cornisa y pretil.

Durante la construcción se simplificó el proyecto y fachadas,que con esta actuación, el inmueble adquirió la imagen general que ha llegado hasta la actualidad.

Hoy en día, el Hospital San José sigue prestando sus servicios y es uno de los inmuebles más antiguos, representativos y singulares del paseo de Las Canteras. En su interior presenta diversas intervenciones añadidas en el tiempo que han ido desdibujando la configuración original.

Fachada actual



El escritor y político José Betancort Cabrera, más conocido por su seudónimo literario y periodístico de Ángel Guerra, escribió sobre D. Bartolomé Apolinario en los siguientes términos:

“En el Puerto de La Luz ha levantado un Hospital; en el barrio nuevo ha construido un Asilo. En estas obras las iniciativas son suyas. La gloria del triunfo también le pertenece. Y todo esto, que representa un gran progreso positivo para nuestra ciudad, se ha hecho en silencio, sin ruido molesto de bombos y platillos, y su personalidad se ha esfumado, oscurecido en medio de esta atmósfera malsana de miserias individuales y de indiferencias punibles. Pero las obras quedan. El tiempo pasa, y su nombre también quedará a la gratitud de los pobres, que es gloria más grata y consoladora”.

A petición por escrito de numerosísimos vecinos de la ciudad y sobre todo del Puerto de La Luz, el Excelentísimo Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria acordó por unanimidad, en sesión de 29 de julio del año 1985, siendo Alcalde Juan Rodríguez Doreste, la colocación de un busto en el paseo de Las Canteras, junto a la Clínica de San José, a la memoria del doctor Apolinario Macías por “los extraordinarios méritos que en él concurren, ya que realizó una sin par acción social benéfica”.

En 1986, su hijo, el Dr. D. Juan Francisco Apolinario, señalaba:

“… el doctor Apolinario formó parte, sin duda, de la generosa pléyade de precursores de la justicia social; precursores de la promoción humanística precisa para despertar en todos el sentimiento de solidaridad humana, como base de tan anhelada PAZ.”

El “Frente Ecléctico de la Playa de Las Canteras” está constituida por los siguientes edificios o intervenciones, que a continuación reseñamos en orden cronológico:

– 1895-1900: Hospital de la Casa-Asilo de San José, obra del arquitecto Laureano Arroyo y Velasco.
– 1904: “Casa del Dr. Apolinario”, obra del arquitecto Fernando Navarro Navarro.
– 1905: Iglesia de San José, escuela y Casa de los Padres Franciscanos, de Laureano Arroyo.
– 1913: “Comandancia de Marina”, obra de Fernando Navarro.
– 1923: “Casa de José Mesa y López”, obra del arquitecto Miguel Martín Fernández de la Torre.
– 1925: Planta Alta del Hospital de la Casa Asilo de San José, del arquitecto Rafael Masanet y Fauss

Texto extraído desde el BOC  http://sede.gobiernodecanarias.org/boc/boc-a-2022-184-2896.pdf

[mp_block_8 section_title=”Posts relacionados ” post_tag_slug=”BIC03/2022, “]

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor