Decepción con el nuevo pliego de licitación del servicio de salvamento de las playas de Las Palmas de Gran Canaria

Con el pliego para dotar de socorrismo y salvamento a las playas capitalinas estos próximos 4 años me pasa igual que con las nuevas ordenanzas de Playas y Costas: decepción por no avanzar en la calidad del servicio y en una mejor gestión.

Es casi imposible que la Cruz Roja pierda este nuevo concurso. No creo que exista empresa alguna en Canarias que en poco más de un mes pueda pujar en condiciones por el contrato.

Al leer la nota de prensa sobre el proceso de licitación podemos comprobar, entre otras cosas, que seguiremos 4 años más con un servicio de salvamento y socorrismo no presencial en muchos puntos de las costas y playas de la ciudad durante gran parte del año.

Por ejemplo, en El Confital solo habrá vigilancia en los meses del verano y en Semana Santa, cometiendo el mismo error que en los años anteriores. Igual ocurre en diferentes puntos de Las Canteras fuera de la época estival, como la zona de la Peña la Vieja o donde se instaló la nueva caseta de salvamento ( la tendrán que quitar en invierno o dejarla como un mamotreto abandonado)

Lo pone muy claro la nota de prensa oficial: el servicio se extenderá a todas las playas durante el verano y durante los periodos de especial afluencia del resto del año como la Semana Santa y los puentes. Preguntamos ¿ y el resto del año, el día a día? 

No avanzamos: no le damos a la ciudadanía y a nuestros visitantes la seguridad que necesitan en las playas. Habría que aprovechar este nuevo concurso, entre otras cuestiones importantes, para fortalecer cada punto de la costa los 365 días del año, ampliar los horarios presenciales de los socorristas: desde primera hora hasta la puesta del sol, etc.

Solo espero que la «empresa ganadora» que se va a llevar 3.361.045 euros dignifique a los socorristas con un buen sueldo y les dote con buen material.

El redactor -o redactores- de este nuevo pliego se basa en las recomendaciones de unos planes de seguridad y salvamento para las playas y zonas de baño que parecen redactados en un despacho sin vistas al océano y donde se piensa que el mar: sus oleajes y corrientes es de frecuencia constante, invariables.

 

El Confital con el puesto de salvamento cerrado

Otros posts relacionados

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate