El Queen Victoria Hospital de Las Canteras

Los orígenes del que más tarde sería el Queen Victoria Hospital (popularmente llamado Hospital Inglés) datan de 1878, cuando la enfermera británica Miss Hudson atiende en su casa del istmo a los marineros extranjeros que necesitaban atención médica.

Con el auge del tráfico marítimo, las consignatarias del Puerto de La Luz se plantearon la necesidad de abrir un hospital con médicos y enfermeras que hablasen inglés para atender a las tripulaciones extranjeras. Por lo que se inauguró en 1891 el Queen Victoria Hospital for Seamen en la inmediaciones del puerto. Institución asociada al Seaman’s Institute, organización que era atendida por misioneros protestantes, y que funcionaba como casa de reposo. Aquí los marineros cogían fuerza tras ser dados de alta en el hospital, y antes de volver a su país.

En 1905 se inauguró el nuevo hospital ( foto portada) en las inmediaciones de la playa de Las Canteras, concretamente en la calle Sagasta, entre las calles Gomera y Fuerteventura. Allí estuvo dando servicio, especialmente a marineros y al turismo extranjero hasta mediados de los años 50. En los primeros días, todo el personal era británico, con los médicos Cross, Taylor, Parsons, Baxter y Harrison, todos prominentes en este período. Posteriormente se contrataron médicos canarios de habla inglesa y entre ellos se encuentran los recordados doctores González Hernández, Ruano y Urquia, Roca Bosch y Valle García.

Este nuevo edificio tenía vistas a la playa de Las Canteras y estaba dotado de amplias salas-dormitorio, un gran comedor, un salón de billar y una sala de estar. En el hospital trabajaron médicos ingleses, pero también médicos canarios que habían estudiado en las Islas Británicas.

Un dato interesante es que, desde su concepción, el hospital, ni una sola vez en 75 años, recibió una factura de servicios públicos ni de agua ni de luz. El agua provino originalmente de The City Water Co. Ltd, (una compañía inglesa) y la energía eléctrica fue generada por Unelco (en ese momento una corporación estadounidense).

Después de unos años cerrados, a mediados de los años 60 (1966) se traslada a la Cornisa en la Ciudad Alta. En la actualidad ha dejado de ser hospital para convertirse en residencia geriátrica. Aún se le denomina Hospital Inglés.

 

Donde se asoman dos personas se puede distinguir el Hospital Inglés en los años 50

Fuentes. Humberto Pérez y  Medina Sanabria

Otros posts relacionados

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate