“En el mar no hay pasado, presente o futuro, sólo paz”. Jacques Cousteau

Mediodía de playa: calor, algunas nubes altas. Calimoso

Flora y fauna de la playa de Las Canteras

Ricardo J. Haroun y Fernando Tuya

La playa de Las Canteras, encuadrada dentro de la Bahía de El Confital, representa una zona costera de gran importancia biológica a nivel, no solo de Gran Canaria, sino para todo el archipiélago canario. A lo largo de sus más de 3 Km. se pueden distinguir una amplia variedad de ambientes marinos dando lugar a una zona de alta heterogeneidad estructural, es decir, se presentan fondos rocosos, arenosos, con callaos o mixtos en áreas con mayor o menor oleaje. Todo ello se traduce en la presencia de una diversa y rica fauna y flora marinas.

Para poder describir mejor todos estos ambientes marinos los vamos a clasificar en dos grandes grupos: los que se encuadran en el medio intermareal (zona de transición entre la orilla y el mar que queda al descubierto durante las horas de bajamar) y el medio submareal (ambientes en permanente inmersión).

Las rasas intermareales rocosas, popularmente llamadas “mariscos”, son sustratos duros con una multitud de especies tales como algas verdes y rojas cespitosas, lapas, burgados y diferentes especies de crustáceos (cangrejos, camarones, etc.) que encuentran refugio y alimento escondidos durante la bajamar entre las algas. Los charcos en este medio intermareal son un ecosistema muy peculiar debido a los cambios bruscos de los parámetros ambientales que suceden como consecuencia de las horas de aislamiento durante la marea baja y la repentina llegada de la marea alta. Dentro de ellos se desarrolla una fauna muy específica como son los cabosos, barrigudas, fulas, pejeverdes, etc., además de otros mariscos de interés comercial como el pulpo y algas pardas como ciertas Cystoseiras, estrellas de mar, erizos, etc. Todas estas especies están adaptadas a cambios bruscos en la irradiación, salinidad, pH, oxígeno, etc. La propia Barra de Las Canteras o la zona de Los Lisos son claros ejemplos de este tipo de ambientes y en ellos es posible observar varias especies de aves marinas que buscan alimento escondido entre las algas o refugiado en las grietas, tales como chorlitejos, gaviotas, vuelvepiedras, zarapitos, correlimos, etc.

Al adentrarnos en el mundo submarino descubrimos que los diferentes organismos marinos se distribuyen principalmente según el tipo de fondo existente. Así, encontramos grandes extensiones arenosas donde peces como las arañas, pejepeines, lagartos, holoturias y diversos moluscos moran en busca de alimento. Sobre este tipo de fondo se asienta una comunidad marina de gran interés ecológico: las praderas marinas de Cymodocea nodosa, popularmente llamadas “sebadales”. Estas plantas marinas poseen unas flores poco aparentes, pero es posible encontrar pequeñas semillas semienterradas en la arena. Sobre las hojas acintadas de la seba crecen una gran variedad de organismos, tanto pequeños animales coloniales como algas epífitas, que sirven de alimento a muchos peces e invertebrados. También las partes enterradas, las raíces y los rizomas pueden ser parte de la dieta de animales que viven bajo la arena. Estas praderas submarinas actúan como una auténtica guardería para numerosas especies de peces e invertebrados, ofreciendo refugio y alimento a las mismas, además de contribuir a la estabilización del sedimento y a minimizar el impacto de procesos erosivos sobre la línea de costa.

Estos sebadales en los años 70 llegaron a ocupar gran parte de los fondos arenosos entre la Barra y la línea de playa, pero la alta sedimentación y constante colmatación de estos fondos en las últimas décadas ha sepultado gran parte de estas praderas, quedando en la actualidad solamente un 30 % de superficie ocupada por estos sebadales.

Junto a esta importante planta marina encontramos otro tipo de pradera marina formada por el alga verde Cymopolia barbata, una especie con una morfología muy típica al tener muchos segmentos blanquecinos, calcificados y un penacho de filamentos de color verde vivo a modo de paraguas en el extremo. Esta especie tropical tiene una amplia distribución por toda la playa de Las Canteras sobre pequeños callaos (entremezclada o no con la seba) o sobre rocas.

Las praderas de vegetales marinos son la base de una pirámide alimenticia en cuya parte superior encontramos a numerosas especies de peces, moluscos y crustáceos, muchos de ellos de interés pesquero. Entre los peces podemos destacar por su abundancia en la Playa de Las Canteras a la fula blanca y la fula negra, el pejeverde, la vieja, los sargos y la salema. Todos ellos buscan su alimento en aguas poco profundas de nuestra playa, formando en muchas ocasiones grandes grupos o cardúmenes.

Junto a estas especies de amplia distribución por toda la playa y a lo largo de todo el año, encontramos peces de gran porte y singularidad, que solamente se encuentran en ciertos sitios de la playa, o bien en ciertas épocas. Así, podemos destacar el avistamiento puntual de bicudas, medregales, abades, algún mero, y grandes chuchos. En los fondos rocosos de poca profundidad son las algas marinas las especies dominantes (sobre todo ciertas algas rojas calcificadas de tipo cespitoso), pero conforme avanzamos hacia cotas más profundas (por ejemplo, frente a la Playa Chica o por fuera de la Barra) observamos la presencia de altas concentraciones de erizo negro de púas largas (Diadema antillarum b) que forma unas típicas áreas de blanquizal, con muy pocas especies de organismos asociados.

Incluso es posible, a cierta distancia de la barra, observar la presencia esporádica de mamíferos marinos como toninas y calderones tropicales y grises, y reptiles como las tortugas marinas.

En este artículo hemos querido poner de manifiesto de forma muy resumida los principales elementos de la rica y variada flora y fauna marina que puede observarse en la playa de Las Canteras. Existen publicaciones donde se puede profundizar en determinados aspectos de este diverso mundo marino y ampliar los conocimientos para mantener y mejorar el estado de conservación de este enclave marino único, privilegiado que tenemos a lo largo del Paseo de Las Canteras. Es labor de todos: administraciones y usuarios en general, transmitir a las futuras generaciones una playa de Las Canteras con una calidad ambiental adecuada, tanto para el disfrute y ocio de los ciudadanos como para el calidoscopio de vida marina que en ella vive.

Centro de Biodiversidad y Gestión Ambiental (BIOGES), Fac. Ciencias del Mar. Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. 2004

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comentario

  1. Estela:

    enero 27, 2021

    Todo un paraíso que hay que cuidar!!!!

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor