Patrocinadores
“Qué inapropiado llamar Tierra a este planeta, cuando es evidente que debería llamarse Océano”. Arthur Clarke

Temperaturas agradables. Intervalos de nubes y claros. Luna llena 

1965: cuando el famoso naturalista Gerald Durrell visitó el mercado del Puerto para comprar comida para unos monos

Gerald Durrell, conocido naturalista por sus novelas y documentales televisivos, recaló en el puerto de la Luz y de Las Palmas en el verano de 1965 (o quizás en 1966), a bordo del buque ‘Accra’, en su viaje de vuelta hacia Inglaterra desde Sierra Leona, donde había estado grabando en la zona occidental de África una película documental sobre los zoólogos ingleses para la cadena británica BBC.

En África, capturaron diversos animales, especialmente una pareja de leopardos y cierto número de colobos, unos monos de tamaño mediano. La naviera permitió al famoso naturalista y divulgador trasladar sus animales en el viaje de vuelta, cosa que no estaba permitida en ninguna compañía, gracias a que un directivo había leído un libro de Durrell y le había gustado.

La hipótesis de que Durrell estuvo comprando comida para sus animales en el mercado del Puerto se basa en su relato en su libro.

Gerald Durrell relata en su libro “Atrápame ese mono”, publicado por Alianza Editorial en 1982, aunque el original es de 1972 (“Catch Me a Colobus”), que: “….por fin llegamos a Las Palmas, bajamos corriendo a tierra y fuimos directamente al mercado local. Compramos todo lo que pensamos que podría tentar a nuestros colobos, aunque, naturalmente, muchas de aquellas cosas no las habían visto nunca en su vida: espinacas, por ejemplo, y fresas y guindas, y todas las verduras y frutas imaginables que vimos”.

“….hubo algo, una cosa rara parecida a una alubia, que vislumbramos en el último momento en el mercado y de lo que compramos una pequeña cantidad, por si acaso. Si lo hubiéramos sabido, habríamos traído todo un saco, porque los colobos se volvieron locos por aquello y se hincharon a comerlo mientras nos duró”.

Aunque en el libro no se comenta ni el sitio exacto ni la fecha, por sus descripciones parece que Durrell pudo estar comprando en el mercado del Puerto a principios del verano de 1965 o de 1966 (Canarias7).



Mercado del Puerto

Gerald Durrell nació en 1925 en Jamshedpur, India. En 1928 se trasladó a vivir con su familia a Inglaterra y posteriormente a Corfú, donde residió hasta 1939. En la isla griega entró en contacto con la naturaleza y especialmente con la zoología. Allí vivió con su madre y sus tres hermanos, uno de ellos, Lawrence, sería el autor de “El Cuarteto de Alejandría”.

Las memorias de su estancia en la isla mediterránea se pueden leer en la Trilogía de Corfú, una de sus mejores obras. En 1945 trabajó como estudiante en prácticas para el importante zoológico inglés de Whipsnade Park, una sección de la ZSL, Zoological Society of London, situada en Bedfordshire, al Norte de Londres, que se abrió al público en 1931 con el fin de que los animales del Zoo de Londres tuvieran grandes espacios para permitir su reproducción y un modo de vida más natural.

En 1947 comenzó su primera expedición en busca de animales salvajes al Camerún, en aquella época bajo dominio británico. Sus primeros viajes fueron financiados gracias a una pequeña herencia, y en ellos aprendió y mejoró muchas técnicas de captura y traslado de animales, que morían en gran número en las recolecciones que se hacían para los parques zoológicos europeos y americanos.

Durrell viajó por casi todo el mundo en busca de animales raros en peligro de extinción, muchos de ellos aves o pequeños mamíferos que no merecían la atención de los grandes zoológicos. Visitó Paraguay, Argentina, Sierra Leona, Nueva Zelanda, Madagascar o México. En aquella época empezó a publicar libros contando sus viajes, escritos con mucho humor, y con un despliegue de datos sobre la forma de vida de muchas especies desconocidos hasta entonces, y posteriormente, a partir de los años sesenta, fueron muy populares sus series televisivas en la BBC.

En 1958, convencido de que la estructura y función de un recinto dedicado a los animales debe basarse en el estudio de la vida y costumbres y la reproducción en cautividad de aquellas especies en peligro, fundó su propio zoológico en la isla de Jersey, en el Canal de la Mancha, y en 1964 la Jersey Wildlife Preservation Trust, una fundación encargada de la financiación de los estudios llevados a cabo en el zoo. Gerald Durrell murió en 1995, después de una larga enfermedad y un trasplante de hígado que no pudo salvar su vida.

Fuentes: Victor Valdivielso, Canarias 7 (Vicente Escobio/ Rubén Naranjo)

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor