“Hombre libre, siempre querrás al mar”. Charles Baudelaire

Las Canteras (LIBRO BLANCO: Las Canteras y Bahía del Confital)

Las extracciones de piedra en canteras es una constante en toda la franja costera de la Bahía de las Canteras. La densidad de extracciones a cielo abierto, hoy abandonadas, nos manifiestan un aprovechamiento intensivo que se remonta a la época aborigen.

Las extracciones de piedra y áridos para las distintas construcciones se vieron reflejadas en las áreas urbanas. Los oficios de cantero y labrante, que perviven hasta la actualidad, marcaron una etapa en la economía cotidiana de muchos jornaleros y profesionales que se dedicaron y especializaron en ello, fruto de esas actividades son las obras arquitectónicas que hoy tenemos el privilegio de apreciar: plazas. iglesias, pavimentos, muelles, etc.

Asimismo, la cantería azul solía dominar en algunas capillas de iglesias en unión de cantos blancos, usados más en otros menesteres, como, por ejemplo, para labrar las piedras del molino (Lobo Cabrera 1981:10).

La piedra de uso dominante en las canteras de la costa NE de Gran Canaria es la piedra gris-azul, fonolitas, de gran calidad para su explotación. Es por ello que en la línea de costa hallamos en la actualidad afloramientos con restos de extracciones, incluso con las barrenas, cuñas o escoplos así como restos de los polvorines de los tiempos en que las extracciones se hacían con dinamita.

Próximo a la zona de las salinas de Bañaderos encontramos a un lado y a otro de las mismas dos canteras de piedra de las características mencionadas. De estas canteras sabemos se hicieron pavimentos en Vegueta, Guia y también Arucas (entre otros). En la zona de la Punta de Arucas se observa otra extracción, contando ésta con los restos de polvorines y además una sorprendente estructura con las “vigas” y cubierta de piedra, que fue usada por los trabajadores de la cantera como vestuario. Esta cantera se empezó a usar para la iglesia de Arucas, aunque luego se decidió cambiar porque la calidad no era la deseada. Sí se empleó para la construcción del muelle de Santa Catalina e incluso se llegó a exportar piedra a Cuba.

Todas las canteras citadas mantienen unas características similares, por su cercanía al mar y la composición de la piedra. La cantera del Barranco de Tinoca es similar, aunque es probable que ésta fuese más antigua que el resto. De esta cantera se participó en la construcción del Muelle Grande.

El uso del malpaís y del lapilli o picón ha tenido múltiples aprovechamientos: las bóvedas se cubrían con malpaís, lava volcánica, porosa y resistente (Lobo Cabrera, 1981: 10). La zona de Tinoca cuenta con una de las mayores piconeras con extracciones de la isla, en la actualidad parada. Entre las necesidades de la población surge también la conservación y salubridad del agua de consumo, por ello antiguamente en todas las casas se encontraban las tallas y pilas de destilar. En la costa de Arucas se pueden contemplar algunos enclaves de arenisca que han sido explotados para manufacturar las pilas de destilar agua. Uno de estos afloramientos se encuentra en los cantiles situados entre las salinas de Bañaderos y la zona conocida como El Guincho. Hasta hace poco tiempo se continuaba con la tradición de bajar hasta esta zona y labrar allí mismo la pila.

Con posterioridad a la conquista se inicia la explotación de una piedra blanca en el Barranco de Guanarteme, y el aprovechamiento de los cantos costeros como material de construcción en las obras del entorno. De la misma manera en la playa de las Canteras se corroboran extracciones en la barrera de roca natural que cierra la playa, conocida de forma popular como La Barra. De ahí se extrajeron piedras para construcción y también piedras de destilar y que está en el origen del topónimo “Las Canteras”.

Hay otro tipo de extracciones que caracteriza la zona que analizamos y es la extracción de áridos. En la actualidad podemos ver oquedades a la salida del Barranco de Guanarteme, y por las laderas del Rincón, que corresponden a estas labores. También se aprovecharon los callaos y la grava natural de las pequeñas calas, para las tareas de fabricación, como lo demuestran numerosas construcciones de la franja costera.

Todo este patrimonio asociado a la explotación de piedras nos ha dejado un litoral cargado de yacimientos de extracción. La arquitectura de estas extracciones representan un atractivo mas para los visitantes que deseen conocer la historia de este litoral. Las formas resultantes y e! vaciado de las canteras han dejado en la costa una geometría que es consecuencia del trabajo de muchas generaciones de personas.

LIBRO BLANCO: Las Canteras y Bahía del Confital).

Cabildo Insular de Gran Canaria

José González Navarro

Milagrosa García Navarro

Raquel Vega Ruiz

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor