“Cuando dos caminos se separan… toma aquel que se dirija a la playa”. Hannah McKinnon

Domingo de ambiente primaveral: intervalos nubosos

Alimentando a las gaviotas en los años setenta

Este señor se acercaba todos los días a la orilla de La Puntilla para alimentar a las gaviotas con las tripas y otros desechos de los pescados que traían los barquillos de pesca tras faenar en la bahía o detrás de La Isleta.

El revuelo de las aves era impresionante, con el tiempo se convirtió en una atracción turística para el turismo que durante aquellos años abarrotaba la playa de Las Canteras.

Al fondo se distinguen las desaparecidas construcciones de La Puntilla.

Autor desconocido.

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor