En recuerdo de la heladería Atlántida

En aquellos años ochenta y noventa estaban los helados Peña la Vieja y la heladería Atlántida, ambas acaparaban el mercado de los helados en la avenida de Las Canteras.

La Atlántida fue inaugurada en 1977, ocupando un local – en el 23 del paseo- entre el balneario de Tomás Miller y el hotel Reina Isabel. Allí permaneció durante tres décadas.

Sus helados artesanos eran elaborados en el mismo local. En aquellos años 70 y 80 los conos pequeños costaban 70 pesetas y 80 el normal. Los vasitos 80 pesetas y los más grandes 150. Los medios litros a 250 pesetas y los litros a 500.

No había sábado o domingo por la tarde-noche del verano ochentero donde no se repitiera el ritual con la pandilla: el Rachi o la Papa Loca y para el helado: la heladería Peña la Vieja o la Atlántida

La heladería Atlántida se vanagloriaba de tener 35 sabores diferentes: turrón, chocolate, vainilla, tutti frutti, frambuesa, etc. Con el tiempo se añadieron más sabores como el gofio. También despachaban horchatas y polos.

Atendían con mucho cariño a sus clientes: Pedro Torres, Juan, Joaquín, Chano y Emilio. Un recuerdo para todos ellos.

 

Pedro Torres con un helado de gofio en la mano. C7

Otras historias

1 Comment

  1. Eugenia
    28 diciembre, 2020 at 8:59 AM

    Imprescindible recordar también a su dueño, Don Federico Quevedo Sánchez, quien cada mañana acudía junto a su periódico a la heladería acompañado de su primogénito, Federico Quevedo hijo. En sus últimos años seguía yendo a pasear a su querida playa de Las Canteras, lugar que siempre tendrá un hueco especial en su corazón.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate