Los peligros, ahora al descubierto, cuando la Cicer pierde arena

Cíclicamente la playa de la Cicer pierde arena (se mueve hacia Punta Brava) por el efecto de los temporales de mar. Cuando esto sucede salen al exterior multitud de antiguos restos del pasado: muros de la vieja central de Guanarteme así como trozos de canalizaciones y pozos de su antiguo sistema de refrigeración.

A pesar de que han sido extraídas en años anteriores algunas tuberías y otros restos de canalizaciones todavía quedan restos rocosos y otras estructuras enterrados en la arena negra de la Cicer

Al moverse la arena siempre asoma la base de hormigón del antiguo mamotreto ( construcción del famoso y nunca utilizado parking). La superficie hormigonada ocupa todo el largo de la pasarela. Su imagen es terrible y es incomprensible que no haya sido derruida y extraída del sistema playero. Muchos creen que dicha «tapa» de cemento oculta los sucios fondos de la desaparecida central eléctrica de UNELCO, posible causa de que cuando falta arena huele a sustancias derivadas del petróleo en algunas puntos de su entorno.

 

Rocas y restos de viejas canalizaciones

 

Antiguo pozo del sistema de refrigeración

Otros posts destacados

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate