La playa de Las Canteras en una crónica de 1933

Se ve concurridísima los domingos por la tarde… No son bañistas, ni personas que acudan a la playa en busca de un lenitivo para su quebrantada salud.

Los domingos por la tarde la playa de Las Canteras ofrece agradable perspectiva. Una multitud heterogénea, predominando el elemento joven, invade nuestra hermosa playa. Los «guayabos» hacen irrupción, llevando tras de sí una pléyade de muchachos, ávidos de conquista.

Una mirada dirigida con certeza, dá en el blanco… Nace el idilio. Un amor incipiente abrasa dos corazones, que los funde luego en indisoluble lazo… También visitan la playa familias que acuden a ella a merendar. Los niños a sus anchas, juegan en la arena. Los mayores dejan volar la fantasía, hundiendo sus miradas en el azul del mar… La foto nos muestra un momento culminante de la playa de las Canteras el domingo por la tarde.

Para que este paseo sea más atractivo y tenga mayores encantos la banda de música del Puerto de la Luz ameniza el «acto». En la terraza de «Las Delicias», donde se ubica esta banda, permanecen de cuatro a seis de la tarde, tocando sin cesar escogidas piezas. Inteligentemente dirigida por don Francisco Gil Moreno, la banda de música hace las delicias de la gente joven… y de la que no es tan joven…

La Provincia 1933

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate