El PP ha acusado al Ayuntamiento de incumplir la ley que le obliga a tener aprobados los planes de seguridad y salvamento de las playas capitalinas

El PP acusa a Hidalgo de perder ayudas millonarias por saltarse la ley

Tal como informa el PP, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria tiene la obligación legal de contar con un Plan de Seguridad y Salvamento por cada una de las playas y zonas de baño que existen en nuestro término municipal.

Esta obligación legal viene recogida en el Decreto 116/2018, de 30 de julio, por el que se regulan medidas para la aplicación de las normas e instrucciones para la seguridad humana y para la coordinación de las emergencias ordinarias y de protección civil en playas y otras zonas de baño marítimas de la Comunidad Autónoma de Canarias.  Este Decreto se publicó en el BOC el martes 7 de agosto de 2018.

Un año después, el Ayuntamiento más importante y con más medios y presupuesto de Canarias, ha incumplido la principal obligación legal en materia de seguridad de playas: elaborar y aprobar el Plan de Seguridad y Salvamento de cada una de sus playas y otras zonas de baño marítima, pues el plazo otorgado para ello culminó el pasado 8 de agosto de 2019 sin que nada se sepa al respecto”

En que consiste este incumplimiento con respecto a la seguridad en las playas capitalinas:

Cada una de las playas y zonas de baño de la capital tendrían que tener a día de hoy aprobado un Plan específico de Seguridad y Salvamento.

Estos planes son los instrumentos de planificación municipal específicamente dirigidos a la salvaguarda de la vida humana y deben tener el mismo tratamiento que los planes de autoprotección de titularidad municipal, por lo que se trata de unos instrumentos de gran importancia.

Para eso se habría tenido ya que tener definidas y clasificadas todas las playas y zonas de baño marítima que hay en la ciudad; clasificadas en “libres, peligrosas o de uso prohibido”, según las normas establecidas por el decreto legal mencionado.

En cada playa y zona de baño marítima se debe hacer un inventario, un análisis y una evaluación de riesgos, que tendrán que estar recogidos en su respectivo plan de seguridad. Además debe identificarse a una jefatura de playa de turnos, responsables por turnos que deben estar permanentemente localizados. También se debe identificar y cuantificar a las personas usuarias en función de su tipología y riesgos potenciales.

Y lo que es más importante, en esos planes se debe determinar, mediante criterios objetivos fijados en las normas de elaboración de los planes, el dimensionamiento del equipo humano que comprenderá la dotación de vigilancia y salvamento, así como sus medios materiales. Equipo de salvamento con los horarios de vigilancia, temporadas, turnos, etc. Es decir, el aspecto más importante en lo que a la seguridad humana en zonas de baño se refiere.

Por último, no menos importante, en cada Plan de Seguridad de cada playa debe recogerse el Plan de Actuación ante una Emergencia; esto es, las acciones a desarrollar para el control inicial de las emergencias, garantizándose la alarma, la evacuación y el socorro, clasificando las emergencias en función del tipo de riesgo, la gravedad y capacidad de respuesta.

Según el Partido Popular, el Ayuntamiento ha tenido un año completo de margen para elaborar los planes de seguridad y salvamento de las zonas de baño de nuestro término municipal y no sólo no están aprobados aún, sino que ni una sola noticia se ha sabido al respecto en todo este año de margen legal para elaborarlos.

 Además, en el caso concreto de Las Canteras, el sistema de gestión participada del Microárea Ecoturística de Las Canteras, creada por el Partido Popular y que durante los últimos años ha caído en un paulatino abandono, es el foro perfecto para que su Plan de Seguridad y Salvamento sea informado y participado por todos.  Nada al respecto se ha hecho.

Por último, con la aprobación de ese Decreto del Gobierno de Canarias se habilitaba una línea de financiación de 30 millones de euros para las medidas recogidas en los planes de seguridad de playas. Hidalgo no sólo no ha cumplido con la disposición legal de tener los planes elaborados y aprobados, sino que además pierde la capacidad de contar con fondos económicos para mejorar la seguridad en las playas, teniendo La Laja, Alcaravaneras o El Confital sin vigilancia alguna.

 ¿A qué zonas afecta este incumplimiento?

A Las Canteras por supuesto, la playa más emblemática y de mayor intensidad de uso de la ciudad, pero no sólo a ella. El Confital, Las Alcaravaneras, La Laja, San Cristóbal, Jinámar, Boca Barranco, Los Muellitos, El Lloret y las piscinas naturales de La Laja.

Todas estas zonas de nuestra ciudad deben contar con un Plan de Seguridad desde el pasado 8 de agosto, pero nada se sabe al respecto.

El Partido Popular presentó el pasado mes de julio un escrito ante la concejalía de Ciudad de Mar del Ayuntamiento interesándose por los avances de los planes de seguridad de las zonas de baño de la ciudad. La respuesta a día de hoy sigue siendo el silencio.

Nota de prensa

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate