“Cuando dos caminos se separan… toma aquel que se dirija a la playa”. Hannah McKinnon

Sábado de temperaturas primaverales

La tragedia de Don José

Don José Cabello vuelve a dormir bajo una barca en La Puntilla

Hace algunos meses publicamos el estado de abandono de Don José en la playa. Nos aviso Alberto, su ángel de la guarda, gracias a nuestro artículo y a la presión de todos ustedes la familia vino a buscarlo. Pero tras un tiempo de convivencia con el hermano y un mes ingresado en una residencia José ha vuelto a tener que dormir en la playa, bajo el relente de las noches frías.

Tras su aparición esta semana, Alberto Jeirfimczuk tras enterarse se moviliza para buscarle una solución que pueda traerle algo de dignidad a la vida de José.

Alberto habla con Don José
Alberto habla con Don José

Don José está enfermo, de cuerpo y mente, está sondado por una enfermedad de próstata. Dormir en invierno en la playa podría traerle consecuencias nefastas para su salud.

Este domingo, y tras la llamada de Alberto, fuimos a La Puntilla para intentar volver a poner nuestro grano de arena en la búsqueda de una solución para José. Alberto “sobre la marcha” aviso a la policía local y estos a la ambulancia que se lo llevaron para atenderlo. Pero por ahora no ha sitio donde pueda dormir.

tar_3086

Alberto que no para …fue este lunes con José Cabello a los servicios sociales del Ayuntamiento, le han buscado sitio donde desayunar y comer pero no donde pasar la noche bajo un techo. El sistema no admite que una persona sin recursos, sin la cabeza bien, pueda tener derecho a un techo social sin rellenar un mogollón de papeles y peticiones. Don José no esta capacitado para tal misión burocrática, no tiene nada, ni un papel, por lo que por ahora, si nadie le ayuda, tiene que dormir en la playa.

Don José cobra su pensión, pero en la cuenta no hay un duro, el dinero desaparece por “arte de magia”. Alguien se está aprovechando de ella y de la incapacidad de Don José para centrarse.

Las noches son frías en la playa, si no hay solución pronto Don José Cabello, de 65 años, enfermo de la próstata y solo, puede morir bajo las luces de neón de los hoteles cercanos, a pocos metros del árbol de Navidad.

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor