Patrocinador
“El mar no tiene caminos, el mar no tiene explicaciones”. Alessandro Baricco

Domingo con mucha nubosidad. Mar en calma 

“Guanarteme”

Comparte

 

Los muchachos del barrio fuman porros

en las esquinas, y embroman,

antiguos conocidos:

¡Déjame algo, estoy en un apuro!

La dama inglesa ¿ o es alemana ?, revisa

container de basura en busca de botellas.

Gente que te saluda y dice tu nombre.

Gente que disimula por no decirte hola.

El ruido de las motos y la boca chillona.

El aire; usado, oleaginoso.

Un transexual; echa el tarot o lee las cartas.

La mendiga sentada, oculta el rostro

en una mano y extiende la otra para pedir.

Una anciana con guante desechable de celofán:

dobla su cuerpo como segadora y coge

lo que va descargando su perro.

El perro, husmeador, intranquilo,

acechó el sitio apetecido para descargar.

La cojita enmuletada: anda más rápido

que su madre gritando todo el tiempo

a la cojita: espera ¡¡¡

algún que otro griterío de ociosos.

algún que otro pleito de marujas.

El trapicheo: presta matiz al ámbito.

Un peque atravesado; choca con tus piernas

y cae, y llora, y la madre, que estaba

de palique con una amiga, corre a las notas

del lloro, insultada; como gata que se engrifa.

Los de orejas empinadas

observan a hurtadillas

o escondidos detrás de las persianas.

El musculito depilado que viene del gimnasio.

La soltera teñida a quien natura

pudo dar un rostro vistoso….y lo desestimó.

Otro perro viene a descargar, y su basura,

como ramo de flores queda ahí,

bonita, perfumada, nada nauseabunda.

Gitano trota-calles, joven, vende lotería.

Un niño memoriza rumbo al cole:

“Carlos I de España y V de Alemania”.

Pareja de mormones, cuello y corbata,

pasan captando adeptos.

Madrugan las señoras: van al mercado,

a misa. También van al mercado, soñolientas,

las muchachas que trabajan la noche.

Nórdicos, asiáticos, indios, moros, negros,

hispano-americanos y los del patio;

todos revueltos en la misma olla.

Entre mezclados como en un gran cóctel.

Pateando las mismas calles a diario.

Son los vecinos de esta y otras tierras

que la casualidá reúne; son…..

los que heredan y habitan el planeta.

 

Rolando Campíns

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor