Patrocinador
Publicidad

Martes de panza de burro. Algo ventoso. Cuidado con el mar a marea llena

A Tino Monzón, in memorian

Comparte

La mala noticia llegó en forma de rumor de olas, confirmada después por algunos allegados. Supe que hace algunas semanas había fallecido Tino.

A Tino Monzón lo conocí en los 90, cuando trabajaba en la legendaria discoteca B-52. Su imponente presencia y su perenne bronceado de playa lo hacían destacar entre el gentío que acudía a esta disco situada en el mismo paseo de Las Canteras y propiedad del querido Rafael Bello.

De izquierda a derecha; Tino, Paco y Manolo (Años 80-90)

Sobre el papel, era algunos años mayor que yo, pero en la realidad iba años luz en experiencia de vida. De joven había trabajado de camarero en grandes compañías de cruceros en el Caribe. Allí destacó por su profesionalidad entre los pasajeros VIP; en uno de esos viajes, fue camarero personal de Jimmy Carter (presidente de los Estados Unidos entre 1977-1981). Cuando regresó a las islas, fue un gran animador de las noches locales, cuando la ciudad aún conservaba decenas de discotecas con ambiente turístico.

Tino Monzón, a la izquierda, en la B-52

Siempre moreno, siempre embadurnado de aceite, estuvo bastantes años presente en los rincones de nuestra playa de Las Canteras. Como le encantaba bañarse en El Charcón y estar moreno.

Con un corazón enorme, tenía una fidelidad a prueba de bombas para sus amigos.

Tino merece ser recordado con cariño. Fue un hombre bueno.

Tino Armas

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor