“Hombre libre, siempre querrás al mar”. Charles Baudelaire

El fracaso del Plan Parcial de Ordenación de Las Canteras de 1963, el cual buscaba ampliar el ancho del paseo a 13 metros

Espacio retranqueado 📷

Todos somos conscientes del anárquico frente marítimo del paseo de Las Canteras, es principalmente causado por al entrada en vigor en 1963 del Plan Parcial de Ordenación de la Avenida de Las Canteras, cuyo fin, en parte, era ampliar el ancho del paseo.

El objetivo del Plan Parcial de Ordenación de Las Canteras era ampliar el paseo de Las Canteras, aumentando su anchura a 13 metros y manteniendo ese ancho de manera constante a lo largo de toda la avenida. Para lograrlo, se tomó la polémica decisión -en aquellos años- de que los edificios nuevos y aquellos que perdieran su fachada durante su rehabilitación se retranquearan, convirtiendo así el espacio ganado en espacio público. La idea era ir transformando el ancho del paseo con el paso de los años.

“En el plan se proyectó un ancho de paseo de 13 metros; la anchura actual varía entre 7 y 10 metros, lo que implicaría, de implementarse el Plan, retroceder los edificios actuales los metros necesarios para alcanzar la anchura proyectada. Si este retroceso se realizara por sectores completos o al menos por manzanas enteras, el tramo correspondiente de paseo, aunque en nuestra opinión excesivamente ancho, tendría una línea de fachada de edificios más uniforme. Sin embargo, en estos sectores o manzanas, muchos edificios permanecerán en su línea de fachada actual debido a que no necesitan o no les interesa ser modificados, mientras que otros serán retrocedidos. En cualquier caso, la línea de fachada será completamente irregular, ya que estará compuesta por una serie de salientes (los edificios que no se modifican) y otros de entrantes (los edificios que se construirán de nuevo), formando un conjunto cuyas conveniencias y estéticas es mejor no comentar.” Comentario de Antonio Marrero Bosch en el Eco de Canarias de 1963.




60 años después del plan todos vemos el resultado: una linea urbana en el paseo de Las Canteras desigual y anárquica.

La norma del retranqueo ha sido mal interpretada o manipulada -en algunos casos- por las diferentes corporaciones municipales.

La idea principal de recuperar espacio público ampliando el ancho del total del paseo era una utopía que no se ha materializado como se había pensado al implementar el plan parcial en 1963.

Los tramos ganados gracias al derribo de viejas casonas de primera línea y la construcción de nuevos edificios, espacios que mayoritariamente han sido ocupados por las mesas y sillas de los locales de restauración.

Algunos sitios “ganados” del paseo gracias a la “ley del retranqueo” han sido usurpados y convertidos en zonas privadas consolidadas gracias a “históricos” favores políticos o excepciones burocráticas incomprensibles.

En el mismo Plan Parcial de Ordenación de la Avenida de Las Canteras de 1963 se adoptó la regla de asoleo para los nuevas construcciones.

Esta ordenanza surge con el propósito de proteger la playa de las sombras matinales provocadas por los edificios, una regla que marcó la construcción de los nuevos hoteles y los edificios de apartamentos en la primera línea de playa (Leer más sobre la regla del asoleo).

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor