“Cuando dos caminos se separan… toma aquel que se dirija a la playa”. Hannah McKinnon

Miércoles de playa

¿Existe alguna solución para la suciedad de las calles del entorno de Las Canteras?

Hace 40 años, muchos de los niños – y mayores- que vivían en las calles del entorno de la playa de Las Canteras solían ir descalzos a la playa.

Al regreso, las madres les quitaban la arena acumulada en el zaguán con una palangana con agua.

En la actualidad, ir descalzo hacia la playa por cualquiera de las calles (peatonales o no) que conducen a ella es insalubre, ya que una mugre incrustada invade todas las aceras.

¿Cuál es la razón de que nuestras calles estén sucias?

En primer lugar, la falta continua de una limpieza diaria y a fondo de todas las aceras y rincones de las calles de barrio. Cuando se convierte en noticia que el Ayuntamiento baldee una calle en particular, es porque se trata de un hecho extraordinario, cuando en realidad debería ser una actividad diaria. Hay vías del puerto que no han sido lavadas en años. Una vecina de la calle Dos de Mayo (situada entre la calle Portugal y Farray) nos cuenta que no ha visto una cuba de agua limpiando la calle en los últimos 10 años.

La típica frase que decimos cuando llueve, “qué buena el agüita para limpiar las calles”, se refiere a una triste realidad.

La responsabilidad de la suciedad recae también en “algunos ciudadanos”: personas que tiran sus colillas y otra basura a la calle sin inmutarse, que escupen, juerguistas que orinan entre los coches después de una noche de fiesta, botellones, etc. También habría que señalar la costra de suciedad acumulada y bastante visible en el suelo debajo de las terrazas en las zonas peatonales y plazas cercanas.

La gran cantidad de mascotas que hacen a diario (así años…) sus necesidades en esquinas, fachadas y parterres ha hecho que, al no limpiarse adecuadamente todas las deposiciones, la suciedad y el olor se hayan ido arraigando en todos los rincones del barrio.

El agua que se echa tras orinar las mascotas no parece ser la solución perfecta. Tal vez obligar a que los perros hagan sus necesidades en las zonas asfaltadas de las calles, evitando zonas peatonales podría ayudar. Lo ideal es que tuviéramos un pipí can en cada manzana urbana.

¿Existe alguna solución para la suciedad de las calles y plazas?

La solución es una suma de factores, estos son algunos:

1. Ser buenos ciudadanos y evitar generar basura y residuos en nuestras calles. Algunas multas disuasorias a los guarros podrían ser una medida eficaz para disuadir su comportamiento.
2. Los propietarios de las terrazas deben hacer un esfuerzo extra para mantener sus parcelas relucientes.
3. Los dueños de perros deben hacer todo lo posible para evitar que hagan sus necesidades en aceras y esquinas, y fomentar que las realicen en las zonas asfaltadas de las calles. Evitando las calles peatonales y las plazas.
4. Por último, el Ayuntamiento debe impulsar una limpieza más intensa y frecuente.

Solo así podremos recuperar algo de limpieza en nuestras calles.

El tema de los entornos de los contenedores de basura merece un post aparte, hay un problema de salud pública.

Foto portada: el servicio de Limpieza del Ayuntamiento lava una calle.

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comentarios

  1. Berta:

    julio 1, 2023

    Las cubas no pasan hace años. Tenenos los propietarios que volver a limpiar nuestras aceras como antiguamente. Esperemos que la nueva alcaldesa tome medidas urgentes y meta buena mano en el servicio de limpieza. La gente es muy cochina el otro día dos chicos y muy finitos vestidos con clase meando el la calle Pascal a las cuatro de la tarde (no es por falta de bares abiertos a esa hora) en medio de dos coches y les recriminó el acto y como se pusieron de chulos. En fin…….. Un cúmulo de todo. Y que me dices de los parques infantiles de esta ciudad que siempre da el sol y los remos queman a los niños y no se pueden usar, un toldito que dé un poco de sombra.

  2. Guanarteme:

    julio 1, 2023

    No solo las calles aledañas al paseo de Las Canteras, en la misma avenida las palomas nos comen, las palmeras están cubiertas de pulgón. Por la tarde está llena de papeles y colillas, sin servicio de limpieza hasta la mañana siguiente, gran cantidad de gente pidiendo por las mesas. Esto es lo que se ve, lo que no se ve es la policía.

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor