Patrocinadores
“Vive bajo el sol, nada en el mar, bebe el aire salvaje”. Ralph Waldo Emerson

Se abren claros por la tarde 🌤

El Ayuntamiento inspecciona las viejas galerías de saneamiento en la costa para localizar posibles vertidos que afecten a El Confital

Un despliegue de 12 bomberos con equipo especializado se ha introducido en el túnel que une la Casa Roja con la playa de Los Nidillos y la calle Faro

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha inspeccionado esta mañana las viejas galerías de saneamiento situadas en la costa y que conectan la Casa Roja con Los Nidillos y con un pozo de la calle Faro, para intentar descartar que esta sea la fuente de los vertidos que han ocasionado la contaminación fecal que afecta a la playa de El Confital desde hace varias semanas.

La intervención desarrollada hoy se enmarca dentro de las medidas acordadas por las concejalías de Ciudad de Mar, Alumbrado y Aguas y Seguridad con la finalidad de encontrar y esclarecer el origen del vertido fecal que impide el baño en El Confital, para atajarlo de manera expeditiva y concluyente y evitar nuevos episodios de contaminación.

El dispositivo, en el que intervinieron 12 bomberos con equipo especializado, se tuvo que suspender a mitad del operativo al encontrarse los agentes con una gran bolsa de lodo que les impedía el paso y podía poner en riesgo su propia seguridad. El Ayuntamiento, que valora como poco probable que el origen de la contaminación fecal de El Confital se encuentre en estas galerías, va a abordar a partir de la próxima semana con técnicos y especialistas, y con la información aportada por los bomberos tras la intervención de hoy, nuevas actuaciones que se puedan llevar a cabo en estos túneles para su limpieza y posterior sellado.
La intervención de hoy la han protagonizado una docena de agentes de bomberos que, dotados de equipación especial, se han introducido en el túnel de 600 metros que conecta la antigua estación de bombeo de la Casa Roja, con la salida que da a la playa de Los Nidillos y de ahí, hasta un pozo de la calle Faro. La inspección de hoy se ha diseñado con el fin de evaluar el estado de los 300 metros que van de la Casa Roja a Los Nidillos ya que el tramo subterráneo desde la calle Faro ya había sido revisado el año pasado. Sin embargo, la aparición de esa gran bolsa de lodo -de más de dos metros de altura- y la falta de información concreta sobre la morfología de estas galerías centenarias, obligaron a suspender la intervención de bomberos antes de alcanzar los cien metros del túnel inspeccionado hoy.

A pesar de la suspensión de la inspección de hoy, los bomberos no hallaron en los metros de galerías que pudieron recorrer, restos evidentes de aguas residuales aunque se analizarán varias muestras tomadas en su interior. Según sus primeras apreciaciones, el lodo que les impidió finalizar su misión estaba compuesto por arena, tierra y otros sedimentos de origen desconocido.

El concejal de Alumbrado y Aguas, Roberto Santana, junto a la directora general de Presidencia y Seguridad, Eulalia Guerra, han supervisado las tareas de inspección esta mañana, en las que un equipo de cinco bomberos pertrechados con equipos y vestuarios especiales se ha adentrado dentro de la galería que parte desde la Casa Roja. Otros dos agentes del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS), equipados también con los mismos dispositivos especiales, se apostaron junto a la entrada de la playa de Los Nidillos como prevención para, si fuera necesario en algún momento, entrar en la galería por esa vertiente y rescatar a los compañeros que se habían introducido en el túnel por la Casa Roja. El resto de agentes se encargó de labores de logística y apoyo a los bomberos que entraron en la galería.

Junto a los miembros del SEIS, varios técnicos y operarios de Emalsa asesoraron y ayudaron a los bomberos en su inspección a los antiguos túneles de saneamiento. Un equipo de Protección Civil, una ambulancia de primeros auxilios y un vehículo de puesto de mando avanzado, vital para mantener la comunicación en todo momento con los bomberos en el interior de la galería, completaron este despliegue.

Para acceder a la galería los bomberos, pertrechados con los trajes de protección química y equipos autónomos de respiración, descendieron por el pozo existente en el sótano de la Casa Roja hasta ella. Los agentes debieron de cubrir los primeros metros de la galería agachados al encontrarse gran parte de la misma cubierta de sedimentos y residuos.

La intervención de hoy en estas galerías subterráneas se enmarca dentro del plan de actuaciones que ha programado el Ayuntamiento para localizar y eliminar el foco de contaminación fecal que afecta en ocasiones al agua que baña la playa de El Confital. Para descartar todas las hipótesis que se barajan sobre el origen de estos vertidos, el Consistorio ya prepara otras actuaciones de calado como la utilización de un georadar y una inspección submarina de los fondos cercanos a la playa de El Confital.

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor