“En el mar no hay pasado, presente o futuro, sólo paz”. Jacques Cousteau

Calimoso. Calor: protégete del sol en las horas centrales del día

La temperatura del mar en Canarias ha experimentado un aumento significativo de aproximadamente 1,5 a 1,8 ºC por encima de lo normal

Investigadores de la ULPGC analizan el riesgo de ralentización de la corriente oceánica del Atlántico y los impactos del cambio climático en el Archipiélago.

La temperatura del mar en Canarias ha experimentado un aumento significativo de aproximadamente 1,5 a 1,8 grados Celsius por encima de lo normal en las aguas del Archipiélago. Aunque las observaciones científicas in situ aún no han detectado la ralentización de la corriente oceánica del Atlántico, los modelos de predicción indican que podría haber una disminución en la Circulación Meridional de Vuelco del Atlántico (AMOC), lo que podría tener consecuencias importantes.

Así lo ha señalado Aridane González que, junto a María Dolores Pérez, ambos investigadores del Instituto de Oceanografía y Cambio Global (IOCAG) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, han analizado en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria.

Respecto a la circulación oceánica del Atlántico, María Dolores Pérez indicó que todas las corrientes marinas están interconectadas entre sí, y en el caso de la Corriente del Atlántico Norte (AMOC), juega un papel importante de redistribución del calor por todo el planeta. «En las zonas subtropicales y tropicales se calientan debido a la acción del sol y transportan ese calor en las corrientes que van paralelas al continente americano hacia altas latitudes. Una vez llegan a las zonas polares, esta agua cálida interactúa con la atmósfera, libera ese calor y se hace más fría, más densa, se hunde y luego va hacia el sur a las capas más profundas del océano. Esa transformación de aguas superficiales cálidas a aguas profundas frías, es lo que se conoce como la Corriente del Atlántico Norte», explicó la investigadora del IOCAG.



Modelos de predicción

En este sentido, los modelos de predicción respecto a la AMOC -que ejerce un papel importante en el clima-, han detectado una ralentización de esta circulación, que podría desencadenar en un colapso.

«En las observaciones no queda todavía muy claro si existe o no ralentización de la circulación, pero lo que si está claro es que ya está habiendo efectos del cambio climático, calentamiento atmosférico y oceánico, vinculado con la producción de CO2 que se transmite a la atmósfera»

Signos del calentamiento

En su intervención, Aridane González, enumeró los signos ya evidentes del calentamiento global en Canarias, empezando por el importante aumento de las temperaturas, que incluso supera la media global de 1,5 grados. «Ese aumento de temperatura, se traslada al océano. Por ejemplo, desde el pasado verano tenemos temperaturas de entre 1,5 y 1,8 grados por encima de los de lo normal en las aguas de Canarias según los registros», indica el investigador de la ULPGC, al tiempo que añade otros efectos derivados del aumento del dióxido de carbono (CO2), como es la acidificación del océano, una disminución del pH que también tiene consecuencias en los ecosistemas al igual que la temperatura.

Pero el impacto del cambio climático va más allá. Los investigadores hablan del aumento del nivel del mar -se prevé que en 2050 Canarias pierda un 10 % de su superficie-, así como del aumento de incendios, la desertificación, las noches cálidas, el aumento de las calimas, el cambio de régimen de vientos… «Podríamos enumerar un montón de casos, y todos están relacionados al cambio que estamos provocando tanto en la atmósfera como en el océano y por tanto en el sistema climático global».

Nuevas especies

En Canarias, según avanzó María Dolores Pérez, dicha situación implica un calentamiento del hábitat que se traduce también en el desplazamiento de ecosistemas hacia otras zonas, más tormentas, más eventos de polvo sahariano, y la aparición de nuevas especies.

«De las medidas tomadas directamente en el medio, estamos viendo un aumento de CO2 en la atmósfera, un incremento de las temperaturas a nivel atmosférico y a nivel oceánico, el derretimiento de los casquetes polares, países que se están volviendo mucho más cálidos, datos de ecosistemas pesqueros que se están desplazando y dificultando la pesca».

Dejar de emitir gases invernaderos

Pérez propone detener la emisión de gases invernadero, especialmente el CO2, y destaca la presencia de este gas no solo en la atmósfera, sino también en los océanos. Además, señala que aunque se detuviera la emisión, el CO2 ya presente en el sistema debería eliminarse gradualmente.

Por otro lado, González enfatiza la necesidad de dejar de quemar combustibles fósiles, lograr la autosuficiencia alimentaria y energética en Canarias, promover la movilidad colectiva y adaptar el territorio para reducir la vulnerabilidad frente al cambio climático.

Subraya la importancia de implementar estos cambios a nivel mundial, pero destaca la necesidad de adaptar el territorio del Archipiélago para aumentar la seguridad de las personas y las infraestructuras.

Fuentes: La Provincia, RTVC y EFE

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor