“Hombre libre, siempre querrás al mar”. Charles Baudelaire

Julio ha sido el mes más caluroso en el planeta desde que se tiene registro, según la Organización Meteorológica Mundial

En julio de este año, se ha registrado la temperatura media más alta a nivel global desde que se llevan registros, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM). La temperatura promedio durante este mes alcanzó los 16,95 grados Celsius. Además, el 6 de julio marcó el día más caluroso jamás registrado, con una temperatura media de 17,08 grados. No solo este día, sino todas las jornadas entre el 3 y el 23 de julio superaron el récord anterior, que se estableció en 16,8 grados el 13 de agosto de 2016.

La media mensual de 16,95 grados para julio de este año supera significativamente el récord anterior de 16,63 grados registrado en julio de 2019. Estos datos han sido proporcionados por el Servicio de Cambio Climático Copérnico de la Unión Europea, aunque aún se esperan los datos definitivos que se publicarán el 8 de agosto.

El secretario general de la OMM, Petteri Taalas, advierte que el clima extremo experimentado en julio, que ha afectado a millones de personas, refleja la dura realidad del cambio climático y nos da una idea de lo que podemos esperar en el futuro. Ante estos datos alarmantes, enfatiza la necesidad más urgente que nunca de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Chris Hewitt, director del organismo para Servicios Climáticos, pronostica que si no se toman medidas adecuadas, es muy probable que 2023 se convierta en el año más caluroso registrado en la historia, superando así los registros de 2016.

Los récords de calor se están produciendo en medio de fuertes olas de calor en diferentes partes del mundo, como Norteamérica, Asia y la cuenca mediterránea. Estas altas temperaturas han contribuido a la propagación de incendios forestales, como los ocurridos en la región mediterránea y Canadá.

La OMM también destaca que las temperaturas medias globales en la primera y tercera semanas de julio superaron en 1,5 grados Celsius el promedio de los niveles preindustriales (1850-1900). Este umbral límite es considerado crucial para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París y evitar consecuencias catastróficas del calentamiento global.

La agencia meteorológica de la ONU predice que hay un 98 % de posibilidades de que al menos uno de los próximos cinco años sea el más caluroso jamás registrado. También existe un 66 % de probabilidades de que al menos temporalmente, uno de esos años supere el umbral de los 1,5 grados de calentamiento global.

El fenómeno de El Niño está influyendo en el clima global, ligado generalmente a un aumento de las temperaturas en diversas regiones del mundo, después de tres años de influencia de La Niña, que tiene efectos opuestos.

En cuanto a las temperaturas de la superficie de los océanos, estas han estado inusualmente altas desde mayo, lo que ha contribuido a que julio haya sido un mes especialmente cálido.

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha lanzado una nueva advertencia sobre los peligros del cambio climático, enfatizando que hemos ingresado en una era de “ebullición global”. Aunque reconoce que la situación es grave y causada por la actividad humana, Guterres afirma que todavía es posible limitar el aumento de las temperaturas globales por debajo de los 1,5 grados, pero esto requiere una aceleración significativa de las acciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Agencias

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor