“En el mar no hay pasado, presente o futuro, sólo paz”. Jacques Cousteau

Continuará la calima, aunque disminuirá su intensidad por la tarde

Se restaura para uso particular el antiguo hotel (inaugurado en 1934) del desaparecido balneario del Cristo Rincón

La conocida edificación del Rincón, de dos plantas, situada en el entorno del paleoacantilado del Rincón, está siendo rehabilitada. Una familia empresarial ha adquirido a sus legítimos propietarios las ruinas del que fuera lugar de hospedaje del desaparecido balneario del Cristo Rincón, inaugurado en 1934.

Las obras de rehabilitación del lugar ya están en un estado avanzado. Este edificio era donde se alojaban los usuarios del balneario; este estaba ubicado exactamente donde hoy acaba el dique curvado de contención del mar (ver foto inferior derecha).

Balneario del Cristo Rincón, se puede ver detrás, en segundo plano, el edificio que ahora se está restaurando.

Tras el cierre y demolición del balneario, el hotel “abandonado” fue residencia durante muchos años de algunos personajes curiosos, siendo los más conocidos y populares un conocido trío de músicos holandeses que, en los años cincuenta, solían tocar en el Real Club Náutico. Allí vivieron el tiempo que pasaron en la ciudad.

Reseña histórica sobre el balneario del Cristo Rincón

El balneario construido estaba exactamente donde hoy acaba el dique curvado de contención del mar, en terreno ganado al mismo tras la construcción de la Autovía del Norte (GC-002), junto a los cubos de hormigón allí colocados. El 24 de mayo de 1934 se inaugura con notable repercusión en la prensa local que decía de esta iniciativa que «… no ha escatimado sacrificios para dotar a su balneario de las exigencias que reclame la mayor comodidad que pueda proporcionarse a sus visitantes…».

El balneario, ya demolido, disponía de diez cámaras con sus tinas, cuartos de vestir, bar anexo y huertas colindantes que ofrecían el doble aliciente de los encantos del mar y del campo, incluyendo el servicio el transporte en guagua que salía desde el Parque Santa Catalina. Recibió el nombre de Balneario del Cristo-Rincón. Se llegó incluso a fabricar medicinas llamadas “Rincopin” y “Rincogono”. También se construyó un hotel, cuyo edificio de dos plantas con balconadas perimetrales en las fachadas aún subsiste como vivienda de uso particular. Se encuentra frente al lugar donde estuvo el balneario, en la margen izquierda saliendo de Las Palmas, es decir, a unos metros de los carriles de entrada a la ciudad”

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor