“Hombre libre, siempre querrás al mar”. Charles Baudelaire

La amenaza de perder la profundidad entre la orilla y la Barra Grande

Muy lejos quedan aquellos años cuando las embarcaciones grandes atravesaban a marea vacía la dársena entre el pasadizo de Los Lisos y La Puntilla y entre la orilla y la Barra Grande.

La acumulación de piedras y arena en la zona de agua de la Playa Grande es tal que a marea vacía cualquier -pequeña- embarcación se las ve y las desea para no tocar fondo en algunos lugares por el poco calado.

En la bajamar de las mareas grandes (mareas vivas) de luna, cualquier nadador debe tener cuidado en no tocar las piedras del fondo al dar las brazadas.

En un futuro – no muy lejano- si sigue el proceso de acumulación de áridos actual hay muchas posibilidades de que a cualquier marea vacía equinoccial* nos quedemos con muy poca profundidad en muchas zonas entre la orilla y la Barra Grande (entre la Playa Chica y las peñas situadas frente al edificio de la Delegación de Defensa).

El Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos Enrique Copeiro (Burgos 1947 – Gran Canaria 2009) junto al Ingeniero Técnico de Obras Públicas Miguel Ángel García realizaron en el año 2000 un estudio sobre la acumulación de áridos en la bahía de El Confital y sus posibles soluciones por encargo de la Concejalía de Playas y Medio Ambiente. En dicho informe los ingenieros anunciaron que la única solución si se quiere recuperar el fondo y con ello la vida marina que se ha perdido como resultado del sepultamiento de los sebadales y de los fondos rocosos sería dragar la dársena.

“Lo que se ha ido acumulando en el fondo de la dársena no es solo arena. Además de la arena, que proviene de los fondos exteriores, se han ido acumulando también grandes cantidades de piedras que el oleaje arranca de la barra y lanza a la dársena en los temporales. Según la fuerza y la dirección de los temporales las piedras son lanzadas a unas u otras zonas de la dársena, como consecuencia de lo cual a lo largo de los años casi toda la dársena ha recibido estas lluvias de piedras areniscas.

En la mayor parte de la dársena las piedras se han depositado formando mantos que cubren la arena y las rocas. En varias zonas el fondo es un sandwich compuesto por capas de piedras y de arena superpuestas. Junto a la barra la caída de piedras ha sido especialmente intensa, formándose montículos que obstruyen el flujo de las corrientes y la arena. En resumidas cuentas para recuperar calados en la dársena, que es lo que esta necesita para revitalizarse, es necesario extraer una gran cantidad de piedras de la dársena, además de la arena. Los pedregales, como decía, cubren e inmovilizan la arena, por lo cual una extracción de arena solo en la playa seca sería muy poco efectiva para recuperar calados en la dársena” Enrique Copeiro

El problema del poco fondo es más agudizado en áreas cercanas a la Barra Grande

La disminución del calado por el amontonamiento de piedras y arena, tal como señalaron Copeiro y García en su informe, dificulta el movimiento natural de la arena dentro del sistema. Haciendo además que las corrientes en los pasadizos (sobre todo en el pasadizo de Los Lisos) sean más intensas por tener menos fondo para evacuar el agua a marea vaciando.

Si no se toman medidas drásticas con la acumulación de áridos las generaciones venideras se pueden quedar sin disfrutar a marea vacía -como lo hacemos nosotros ahora- de la maravillosa zona de baño entre la orilla y la Barra Grande por convertirse en una bahía sin fondo o solo con charcones donde el agua nos llegará por la rodilla.

Entonces dragar y extraer todas las piedras ( más arena) del fondo de la dársena puede ser la única solución.

*Los equinoccios son eventos astronómicos que ocurren dos veces al año, en primavera, el 20-21 de marzo y en otoño, entre el 21-23 de septiembre. Se producen cuando el Sol y el plano del ecuador de la Tierra están alineados.



[mp_block_13 section_title=”También te podría interesar ” post_tag_slug=”Portada, ” post_sort=”rand” post_limit=”4″]

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor