“Cuando dos caminos se separan… toma aquel que se dirija a la playa”. Hannah McKinnon

Miércoles de playa

Cuento de verano “La tienda del chino”

La tienda del chino por Pino Lorenzo López

Había cierta expectación en el barrio porque la tienda de Nélida iba a ser traspasada a unos chinos. Entonces no se veían tantos chinos en la ciudad, algún que otro comercio o supermercado. 

Quise rápidamente conocer a los nuevos vecinos, y cualquier pretexto me sirvió para bajar a la tienda. Ella se llamaba Sofía, él Juan Carlos, y su hijo Felipe. El niño, con 5 años de edad, correteaba por la tienda y jugaba con algún vecino. Sofía, sin apenas hablar español, pudo entender lo que le pedía, y me sirvió amablemente. Su marido, Juan Carlos, bajaba los ojos cuando le miraba, y sonreía como si quisiera decir algo más.

Fue haciéndose costumbre ir a la tienda del chino a comprar. La cercanía y la rapidez en traer productos nuevos cuando se los pedías, fueron ganando mi confianza. 

De continuo una palabra bonita, un cómo estas, y aquella sonrisa del chino que siempre me inquietó. 

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor