El Ayuntamiento no cumple y el polémico potrero del El Rincón no se desaloja en la fecha prometida

Primero un parking, inicialmente provisional, luego consolidado y más tarde un potrero de coches abandonados ha hipotecado los sueños de los que pensábamos que la zona de El Rincón podría ser un referente «verde» en una de las esquinas costeras de la bahía de El Confital. Un parque marino a orillas del Atlántico, un oasis verde entre el cemento que ha invadido todo Guanarteme.

Hace más de dos años, tras la polémica instalación del potrero en la entrada norte de la ciudad, a los pies de la autovía, los responsables: Ayuntamiento y Sagulpa (Sociedad de Aparcamientos de Las Palmas de Gran Canaria) prometieron que en un año -la hemeroteca así lo confirma- estaría desalojado. Pero han pasado más de dos y allí sigue el almacén de coches abandonados o con problemas judiciales. Un icono más a las malas decisiones, esas que hipotecan y afean el escaso territorio y los sueños de excelencia.

Tras muchísimos años de ilusiones, proyectos, titulares en prensa, el sueño de un Rincón verde tras la demolición de las naves y factorías de pescado allá por los noventa se ha quedado en un paisaje ruidoso donde se diluye el rumor de las olas oceánicas que mueren en la escollera del Lloret.

Pero nos resistimos a perder la ilusión, seguiremos luchando para que la esencia del histórico parque de la Música se pueda realizar tras el desalojo del potrero y además insistiendo en sumar la única esquina (por donde circula el paseo que te lleva al Atlante) que aguanta a la tiranía del hormigón y a los rejos del desarrollismo mal llevado.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate