Los chorros de agua caliente de la Cicer. Vídeo

El agua caliente que expulsaba hacia la playa la desaparecida central eléctrica de la Cicer era el retorno al mar del agua salada capturada en Los Muellitos.

«El agua caliente que salía por las aberturas del muro de la central hacia la playa era la consecuencia del proceso de refrigeración de las turbinas. El agua fresca del mar llegada desde Los Muellitos (que para esto se construyeron) hasta los motores de la fábrica, tras refrigerar la maquinaria volvía a la playa calentita»

Una de las grandes diversiones de la chiquillería de Guanarteme de los años 60 y 70 era meterse debajo de esos chorros, era como una ducha de agua caliente.

Fueron muy utilizados -por los chiquillos y los mayores-  para calentarse los huesos tras el baño en la marea.

Esa agua calentita fue una bendición para los primeros surferos, allí entraban en calor. Había un par de bocas en el muro que colindaba con la playa y otro agujero en la arena que era como un pequeño géiser.

Otros posts relacionados

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate