La tortuga encontrada en la Cicer y que perdió dos falanges regresó al mar

Fue rescatada en mayo gracias a dos hermanos que la vieron enredada entre plásticos y cabos en la orilla de la Cicer

La tortuga boba (Caretta caretta) que perdió dos falanges y expulsó 150 trozos de microplásticos ya surca los mares convertida en símbolo contra las mascarillas tiradas en cunetas y aparcamientos.

Una vez depositada en la arena, avanzó hacia el agua y, tras dos pequeños embates de las olas, logró seguir su camino. Al desaparecer en el mar dejó el sentimiento encontrado de la despedida y la satisfacción de saber que finalmente ha podido regresar a su hogar.

Fue devuelta al mar en la playa de Arinaga

El Cabildo suma este acto a su campaña ‘No permitas que se convierta en un problema añadido’ para frenar el daño ambiental que están provocando las mascarillas y guantes que son arrojados en la calle y que llegarán al mar.

El 100 % de las tortugas que recibe el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo tienen plástico en su interior, por ello es importante al encontrar una, aunque no tenga daños aparentes, no devolverla al mar, sino avisar al Cabildo al 928 351 970.

NOTA DE PRENSA

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate