Se evalúa la situación ambiental de Las Canteras tras seis semanas de confinamiento

Investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria tomarán datos esta semana para conocer el estado real de la arena, el agua y la vida sumergida

Ciudad de Mar quiere conocer con datos empíricos las consecuencias que la nula presión humana durante las 6 de semanas de confinamiento ha tenido en uno de los principales espacios ambientales de la ciudad: la playa de Las Canteras. Para ello, la concejalía de Ciudad de Mar se ha vuelto a aliar con la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria para que un grupo de investigadores y expertos analicen de manera detallada el estado ambiental de la playa y su vida sumergida.

Esta monitorización, con la recogida de muestras directas, que se llevará a cabo esta semana, permitirá evaluar la calidad ambiental de la bahía de Las Canteras tras seis semanas de cierre de la playa a consecuencia del estado de alarma por la crisis sanitaria del COVID – 19.

Los investigadores tomarán muestras que servirán para estudiar de manera pormenorizada la calidad del agua, la situación de la arena y el estado de la biota con un seguimiento fotográfico y de estudio de cobertura mediante transectos. Se medirá también los datos acústicos actuales y se estudiará la calidad del aire.

Los trabajos de recogida de datos incluyen dos inmersiones, una diurna y otra nocturna que se harán en la zona de baño entre la barra de Las Canteras y la orilla, para analizar el estado ambiental de la vida sumergida y saber si se han producido cambios significativos en las especies.

 

 

 

Se analizará además la capacidad de carga de la playa, de la manera más precisa posible, de cara a concretar las posibles medidas sobre alejamiento social que proponga el Gobierno.

Estos datos físicos estarán complementados por un seguimiento de las opiniones que se están dando en las redes sociales para conocer la reputación de este espacio entre los ciudadanos y el público local o visitante, antes, durante el proceso de confinamiento y durante el futuro proceso de ‘desescalada’ y reapertura.

Los investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria estarán coordinados y trabajarán en grupos de dos personas, con las medidas de seguridad y distancias exigidas entre ellos.

El grupo, de 14 personas, trabajará bajo la coordinación de la catedrática de Geografía Física, Emma Pérez-Chacón Espino, y el doctor por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, José Juan Hernández Cabrera, profesor del departamento de Informática y Sistemas.

Se trata de una iniciativa entre las dos instituciones, en el marco de un convenio de colaboración en el que ya llevan trabajando Ciudad de Mar y la Universidad desde hace meses al objeto de diseñar un sistema de monitorización que facilite la gestión y la preservación del litoral de la Bahía del Confital y sus dos playas. 

Se trata de promover el desarrollo sostenible, la adecuación de medidas para mitigar las posibles consecuencias del cambio climático en el futuro y facilitar la transferencia de conocimientos entre los estudiantes y los profesores de la Universidad con el resto de la sociedad y la ciudad.

Este trabajo pretende poner en valor la bahía de Las Canteras como zona de especial conservación, integrada en la red natura 2000 que promueve la Unión Europea.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate