Patrocinador

Martes: amanece chispando, panza de burro, con posibilidad de claros en las horas centrales.
Feliz día de la Virgen del Carmen, patrona de las mujeres y hombres del mar.
Publicidad

Conoce nuestro patrimonio sumergido: Pecios: “Avión DC-3 Playa de Vargas”.

Comparte

El accidente aéreo sucedió el 30 de junio de 1971, sobre las 18 horas 12 minutos, cuando despegó de la Base Aérea de Gando el avión militar “Zorro 33” Douglas DC-3, del 461 escuadrón del Ala Mixta nº 46, con cinco tripulantes abordo para dirigirse a El Aaiún para participar en un lanzamiento de paracaidistas. A los tres minutos de vuelo, según informó el comandante del avión a la torre de control, falló uno de los motores perdiendo potencia para ir perdiendo altura con bastante rapidez y precipitarse en el mar, donde recibió un duro impacto a la altura del Carrizal, en el término municipal de Ingenio. Concretamente, en la playa de Vargas, dos kilómetros al norte del núcleo de población situada en esa zona.

Unos minutos después del trágico amerizaje despegó de la Base Aérea de Gando un helicóptero del Servicio Aéreo de Rescate que, tras largo esfuerzo, consiguió rescatar del duro oleaje tres de los cinco tripulantes, uno de los cuales había perdido la vida. De los otros dos no se encontró pista alguna. Un remolcador de la Armada continuó con las tareas de búsqueda. Varias horas estuvo rastreando la zona inmediata al lugar del suceso sin resultado positivo alguno. Entrada la noche, regresó. A la mañana siguiente, del día 1 de julio, a las ocho de la mañana, se reanudaron los rastreos con dos remolcadores, RA-2 y RA-5 que llevaban a bordo varios buceadores y marineros del Ejercito del Aire. Los cinco miembros de la tripulación del DC-3 eran: el teniente, comandante de la aeronave, que fue rescatado del mar sin vida, don Baltasar Peláez Fernández, natural de Zamora; los desaparecidos el teniente don Francisco Jiménez González, de Cáceres, y el subteniente radiotelegrafista don Pedro Escobar González, de Asturias. Quedaron ilesos, con ligeras contusiones, el sargento primero, mecánico de aviones, don Sebastián Suárez Miranda, de Las Palmas, y el sargento don Antonio Vargas Aguiar.

Según una testigo presencial del siniestro, al avión se le partió un ala y enseguida se hundió. Según contaron los tripulantes del avión, después de precipitarse e impactar contra el mar, el aparato se hundió sobre su plano izquierdo, emergió y se mantuvo en la superfcie durante unos minutos y volvió a hundirse definitivamente. La carga que transportaba se diseminó, lo que impedía la visibilidad en el interior del mismo.

Los pescadores don Juan Cruz Vega y sus hermanos, Nicolás y Antonio, que se encontraban en aquellos momentos remendando las redes en la playa del Burrero, observaron la caída al mar del avión, y rápidamente se dirigieron al lugar del siniestro con una embarcación fueraborda, para auxiliar a los posibles supervivientes. Los pescadores recogieron a los dos supervivientes y recuperaron el cuerpo del comandante del avión. Lo izaron al avión después de que el sargento 1º Suárez le soltara el cinturón de seguridad del asiento, con el que había salido despedido del avión.

Identificación

• Tipo de embarcación: Avion DC-3

• Época: Siglo XX

• Isla: Gran Canaria

• Dimensiones: Las dimensiones del pecio corresponden a las de un DC-3: longitud o eslora 20 metros aprox, envergadura de las alas 35 metros y altura 5 metros, aunque el estado de conservación de los timones de cola está muy deteriorado, así como el morro del avión que recibió el impacto de la colisión.

• Fecha de naufragio: 30 de junio de 1971

Localización (SIG)

• Latitud: 27° 53′ 48.0012” N

• Longitud: 15° 22′ 44.0004” W

• Profundidad: 34 m.

Dificultad

• Distancia de la costa: El avión se encuentra hundido a 500 metros de la costa, de la playa de Vargas. Aunque los puertos más cercanos para el acceso al avión de Vargas son el puerto de Arinaga, situado al sur, y el puerto de Taliarte, situado a más distancia al norte, más allá de la península y la bahía de Gando, para su ubicación se puede tomar como referencia la baliza Sureste de las jaulas de cultivo marinos situadas frente a la playa de Vargas. La inmersión es recomendable realizarla desde una embarcación neumática a motor que permite un acceso rápido y seguro, y el regreso en condiciones y facilidad.

• Corrientes: La costa este de la Isla está sometida a los vientos constantes Alisios especialmente intensos durante los meses de verano, lo que genera una corriente de viento de intensidad moderada en el sitio de buceo. Durante los meses de invierno, también esta costa está expuesta a los temporales del sureste, y los mares de fondo. La mejor temporada para el buceo en esta costa se produce con las llamadas Calmas de septiembre y octubre.

• Oleaje: La costa este de la Isla está abierta a los oleajes del primer y cuarto cuadrante, y también recibe los oleajes de fondo del noroeste. Es una zona que suele estar sometida a un oleaje medio de altura de 0,5 a 1,5 metros, aunque los oleajes de fondo y de temporal pueden alcanzar alturas muy superiores. Como siempre se recomiendan los meses de calmas y también las pequeñas calmas de dos o tres días que se presentan con los vientos flojos de componente sur, sureste, y por supuesto, tenemos que consultar los pronosticos de mar, viento y oleaje y preguntar a los locales de los puertos cercanos.

• Visibilidad: La inmersión en el Avión de Vargas tiene una visibilidad espectacular, más de 15 metros, en un fondo aplacerado de arenas, sobre las que destacan las formas del DC-3. La luminosidad y la transparencia de sus aguas, en los días de calma, invitan a realizar unas inmersiones llenas y muy agradables. Incluso cabe alguna sorpresa en torno a sus alas.

Accesibilidad

• Proximidad de puerto: Los puertos más cercanos son el viejo muelle de la playa de Arinaga, en el término municipal de Agüimes, situado al sur a una distancia de tres kilómetros y el puerto refugio de Taliarte, en la costa de Telde, situado al norte más allá de la BahÍa de Gando a unos siete kilómetros.

• Recursos sanitarios y de emergencia: Los recursos sanitarios más cercanos están accesibles en los puertos y en todos los núcleos de población de la Isla. Las cámaras hiperbáricas más cercanas para el tratamiento de accidentes descompresivos o cualquier otro siniestro son las del Hospital General de Lanzarote, y la del Hospital Universitario de Tenerife.

Entorno

• Flora: Algas en las estructuras de las alas.

• Fauna: Unas nubes espectaculares de pequeños peces y algunos predadores pelágicos ocasionales que algunas ocasiones visitan el avión: tortugas, delfines, medregales, atunes, bonitos. Los fondos marinos donde se encuentra el DC-3 son una extensa llanura arenosa. Debajo de las alas, es posible encontrar frecuentemente un grupo de peces cartilaginosos de considerable envergadura que hacen espectacular y muy atractivo el buceo en este lugar, entre ellos podemos encontrar: ratón (Myliobatis aquila), obispo (Pteromylaeus bovinus), Chucho (Dasyatis pastinaca), Chucho de clavos (Dasyatis centroura), y Chucho negro (Taeniura grabata). Debido a la situación próxima de las jaulas de cultivos de peces, son relativamente frecuentes la aparición de grandes nadadores solitarios, como la tortuga boba (Caretta caretta), Sierras (Sarda sarda), bonito listado (Katsuwonus pelamis), Medregales (seriola spp.).

Información: Museo Virtual Submarino.

>> Museo Virtual Submarino <<

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor