“Cuando dos caminos se separan… toma aquel que se dirija a la playa”. Hannah McKinnon

Algo nuboso, temperaturas agradables

La protección de los fondos marinos de Canarias

La protección de la vida y el entorno submarino es un asunto complejo de gestionar por los muchos y diferentes colectivos que explotan de una manera o de otra este recurso. No cabe duda que para que la pesca profesional y deportiva puedan continuar existiendo, han de hacer suyo el concepto de sostenible. Además, deben ser actividades compatibles con otras actividades recreativas de carácter no extractivo, cómo es el buceo, actividad que potencialmente puede situar a Canarias más alto aún en su cota de oferta turística de calidad.

Una adecuada protección del mar debe contar con las opiniones de los especialistas en recursos pesqueros, con especialistas en ecosistemas marinos, con los pescadores profesionales y deportivos, con clubes de buceo, con autoridades portuarias, con agentes económicos y turísticos. Las autoridades políticas deben dejarse asesorar completamente por estos colectivos, que son quienes mejor lo conocen. Generalmente, los gabinetes técnicos de la administraciones no cuentan con el personal suficiente ni con la formación adecuada para poder tratar el problema en su más amplio espectro.

Cuando me pregunto qué se puede/debe hacer con respecto a la política de reservas y de conservación del mundo submarino que tenemos en Canarias, basándome en las entrevistas que he tenido con diferentes colectivos que desarrollan su actividad bajo el agua (clubes de buceo, pescadores profesionales y deportivos, científicos y profesores de la ULPGC, etc), siempre llego al mismo punto: GESTIÓN, gestión, gestión, y gestión. Hasta hoy y desde 1986, la Viceconsejería de Pesca y el Gobierno de Canarias no han hecho nada para proteger los recursos marinos. Se han limitado a dejar pasar las cosas y que todos los colectivos de pescadores, a excepción de los submarinos, camparan a sus anchas pescando sin control ninguno. ¿Consecuencias? Sobrepesca, plagas de erizas, especies en peligro.

Conclusión primera: la pesca submarina no es el problema, pues ha sido la única en ser regulada y no ha evitado la catástrofe en los recursos marinos.

Conclusión segunda: las medidas de control no son las adecuadas, o no se aplican de manera adecuada.

¿Por dónde pasa la gestión?

1. Eliminar o restringir severamente las artes profesionales no selectivas, fundamentalmente nasas y trasmallos.

2. Promocionar la pesca verdaderamente artesanal y manual, dotándola de un sello de calidad y otorgándole un valor añadido frente a la acuicultura.

3. Regular la pesca deportiva, fundamentalmente la de orilla y desde embarcación, limitando por ejemplo el tamaño mínimo de los anzuelos.

4. Restringir artes deportivas a actividad profesional exclusivamente: carrete eléctrico y lineas con múltiples anzuelos.

5. Establecer vedas para todos los pescadores (crear verdaderas reservas), e identificar santuarios submarinos.

6. Proteger temporalmente especies sensibles como meros y samas, y aumentar considerablemente las tallas mínimas de las especies comerciales.

7. Control e inspección pesquera en restaurantes y comercios, que son los responsables de mover el mercado furtivo: coordinación entre SEPRONA, Pesca, Sanidad, Consumo, y policías locales.

8. Destinar la recaudación de licencias y multas a la gestión pesquera.

9. Control de la actividad deportiva: crear espacios recreativos de pesca deportiva, con tasas de conservación, cupos por especie, y control de acceso al mar.

10. EDUCACIÓN DEL PUEBLO CANARIO: el mar es de nuestros hijos.

Fernando Marián de Diego (Doctor en Ciencias Marinas y Coordinador de la Plataforma Canaria de Pesca Sostenible)

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor