Patrocinador
Publicidad

Martes de panza de burro. Algo ventoso. Cuidado con el mar a marea llena

La cruz de Los Muellitos

Comparte

Algunos rincones de nuestra playa de Las Canteras guardan pequeños secretos, algunos pasan desapercibidos para la gran mayoría de los usuarios que cada día la visitan. Uno de esos detalles  escondidos es la “cruz y la pila de agua” de Los Muellitos en la Cicer.

No hace mucho tiempo, quizás un año…apareció como de un “milagro” se tratase una cruz bien grabada en una de las aristas de una de las enormes piedras que forman la protección a las olas en Los Muellitos, dicha cruz de aproximadamente 15 centímetros está grabada con esmero sobre la dura roca, justo en la parte frontal de la piedra que esconde un charco que se asemeja muchísimo a una pila de agua bendita, similar a la del cualquier templo religioso.

No es raro ver a los playeros que caminan y pasean por esta zona pararse junto a la cruz para primero colocar la mano sobre la cruz y orar, para después mojar los dedos en la pila escondida detrás de la roca y hacerse la señal de la Cruz sobre la frente.

Muchos habituales de las caminatas playeras tienen a esta cruz en Los Muellitos y a la Virgen del Carmen en La Puntilla como referentes espirituales de sus jornadas playeras.

Este secreto no es el único que guarda estas piedras ya que sabemos que el malogrado Manuel Padorno, gran enamorado de la playa, antes de su fallecimiento se pasó algunas jornadas grabando sobre la roca un pequeño dibujo con un lema. Esta creación artística, de cual fueron testigos amigos del poeta y pintor no ha podido ser aún descubierta, siendo una de la pequeñas leyendas de esta parte de la playa de Las Canteras.

img_386177649074074_cruz

 

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor