“En el mar no hay pasado, presente o futuro, sólo paz”. Jacques Cousteau

Panza de burro por la mañana

Los Hermanos Tito; Juan y Tito Báez. Dos vidas por la playa de Las Canteras

(Fotos: Tito con los colores de la U.D. Las Palmas y del Santiago de Compostela/ Escenas de la vida playera de los hermanos Juan y Tito Báez)

Al abrir y pasar las hojas del viejo álbum de recuerdos fotográficos de los hermanos Báez nos introducimos en la vida de dos hombres que dieron gran parte de su vida por la playa de Las Canteras, y por las gentes que nos visitaban.

En los años 70, en la gran época turística de Las Canteras, estos hermanos regentaban un pequeño negocio de servicios a pie de playa haciendo que nuestros visitantes se sintieran como en su casa, eso sí, disfrutando del clima y de la tranquilidad canaria.

Ellos fueron los encargados durante muchos años del balneario de La Puntilla -situado en los bajos del Real Club Victoria-, también alquilaban hamacas y casetas, y hasta llegaron a arrendar por días bañadores tipo meyba para que los despistados turistas pudieran darse un baño en los días de calor. Al mismo tiempo poseían el famoso puesto de perritos calientes “Hermanos Tito” en el paseo de Las Canteras esquina C/Ferreras.

Por si fuera poco, Juan Báez fue uno de los pioneros en nuestra playa del “salvamento y socorrismo” él se preocupó en prepararse bien, sacó su título de socorrista, y mientras estuvo allí hizo lo que pudo -que fue mucho- para salvar muchas vidas:

“Traído a la playa por Juan, enseguida empezó a reanimarlo, dándole masaje cardíaco y un incansable boca a boca. A pesar de que olía bastante mal por el alcohol que había tomado… ¡Daba asco! Sin embargo, el socorrista seguía reanimando a la víctima hasta que mostró señales de vida… Todos los presentes estaban de acuerdo en que Juan le había salvado la vida del sueco”.

“Desde hace 17 años paso mis vacaciones en Las Palmas… En estos 17 años conocí muy bien a Juan. Su amabilidad… es especialmente servicial con las personas mayores y débiles, es extraordinario”.

Estos dos fragmentos de cartas enviadas desde Suecia y Alemania a uno de los personajes más influyentes de la extensa colonia sueca de aquellos años, el señor Palin (director del programa de radio para los extranjeros “Radio Tourist”) muestra el talante del joven Juan con todos los que le necesitaban. Estos recortes de cartas, junto a su flamante título de salvamento y socorrismo, ocupan un lugar de honor en su viejo álbum de recuerdos. Al pasar la hoja, vemos otra de sus joyas, una felicitación oficial por su labor del propio Comandante de Marina de entonces, Don Marcial Sánchez Barcaiztegui, hoy día Almirante y amigo personal de su majestad el Rey.

Tito, el hermano mayor de Juan, fue uno de los últimos extremos izquierdos que dio el “Victoria” antes de su fusión para fundar la U.D. Las Palmas.

Tito llegó a jugar en la Unión Deportiva antes de emigrar a la península para jugar en Santiago de Compostela. Todavía hoy los grandes aficionados victoristas se acuerdan de los regates de Tito por las bandas de los desaparecidos estadios de tierra del Pepe Gonçalvez.

Una dolencia prematura acabó primero con su carrera futbolística, y años más tarde con su vida. Al dejar el fútbol por obligación, la playa de Las Canteras ganó un luchador. Junto a su hermano Juan montaron este pequeño “imperio” trabajando y disfrutando a la vez para que nuestros huéspedes se sintieran bien atendidos, sin duda ninguna lo consiguieron.

Muchos jóvenes de la época probaron sus perritos calientes mientras observaban como las suecas y suecos abarrotaban las hamacas de La Puntilla.

Las cientos de fotos de su apreciado álbum continúan mostrándonos cómo era su vida; fotos con turistas sonrientes, con sus compañeros y amigos de profesión, entre hamacas, recogiendo sebas en cestones, siempre sonrientes y agradecidos.

La muerte de Tito coincide con la espantada turística a las playas del sur de la isla.

Los recuerdos continúan en la cabeza de Juan mientras nos habla, brotando a una velocidad supersónica.

Recuerdos de dos playeros que hicieron lo que sabían y más por su querida playa de Las Canteras.

Sin duda alguna los Hermanos Tito son dos merecidos playeros de honor.

Hemeroteca.

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor