“Hombre libre, siempre querrás al mar”. Charles Baudelaire

Algunas noticias acerca del topónimo y lugar Arrecife (o ” El Arrecife”), hoy Las Canteras por Carlos Platero Fernández

ARRECIFE: puerto de la isla de la Gran Canaria, prov. De Canarias, parí. Jud. De Las Palmas; sit. Al N. De la isla y al S. De la isleta; el istmo de Guanarteme lo separa del puerto de la Luz; comunmente desembarcan en él los pasageros los barcos de cabotage, cuando viniendo de la parte del O., los vientos no les permiten doblar la punta set. De la isleta; tiene para su defensa este puerto un cast. O reducto bastante fuerte y guarnecido de artillería de grueso calibre

Texto tomado (sic) del DICCIONARIO GEOGRÁFICO – ESTADÍSTICO – HISTÓRICO… de Pascual Madoz, editado en Madrid 1845-1850 (Canarias) facsímil. Salamanca, 1986.

En uno de los mapas que ilustran esta obra y realizados por Francisco Coello, aparecen los topónimos, hoy muchos de ellos ya desaparecidos o en desuso, cuales “B. De San Lorenzo” y “Salinas perdidas” por la actual zona de El Rincón, “Arrecife”’ contorneando lo que en la actualidad es la totalidad de la playa de Las Canteras, “Istmo de Guanarteme'” a la altura del Mercado Municipal del Puerto, poco más o menos, “Confitar, “Pª Cabrón” y “Punta del Confital”.

Pero, al respecto, aún hay más datos primigenios del topónimo y lugar. Sin descartar del todo a la tradición oral, los recuerdos de quienes han residido desde muy antiguo por la zona determinada o sus proximidades, a pesar de que con el devenir sucesivo de las generaciones, o por lo mismo, hubo sin duda corrupciones o alteraciones toponímicas, para saber más del tema, parece ser en este caso aconsejable orientarse por la cartografía existente y aún por los nombres locales actuales que, quiérase o no casi siempre se ha demostrado que son más fehacientes y seguros informadores del sitio que se esté reconociendo o estudiando. Además, claro está, del material extraído de crónicas e informes antiguos, que sí que los hay.

Véase por ejemplo, el siguiente párrafo extraído de las ORDENANZAS DEL CONCEJO DE GRAN CANARIA de 1531 ratificadas luego por el rey Carlos I y más conocidas de los investigadores por “Las Ordenanzas de Melgarejo”, que fueron en realidad como un verdadero código pues regulaban la vida económica y social del Cabildo-Municipio de Las Pahuas, de toda la isla de la Gran Canaria;… “Otrosí, que en el camino del puerto que va de esta ciudad a las Isletas, desde la falda de la sierra ni en el barranco del Paso de Guanarteme ni en el malpais de las Isletas no se haga fuego ni ceniza para quemar los salados, que es cosa para el mantenimiento efe los camellos so pena de seiscientos maravedís a la persona que en dicho término hiciese fuego por cada vez sin licencia ”

En cuanto a la topografía reflejada ya en cartas o mapas como el “plano del sitio de Canaria” confeccionado por el ingeniero italiano Próspero Casóla en el año de 1599 aparecen un “paso de Guadarteme” y unos “médanos de arena” al oeste de la playa y bahía del Arrecife. Luego, en el plano topográfico del tte. Coronel ingeniero en jefe de las islas Canarias Antonio de La Riviere, trazado hacia el año de 1742 aparecen indicados algunos topónimos que interesa destacar aquí cuales los de “las salinas perdidas” por el actual Rincón y que, efectivamente estuvieron localizadas, poco más o menos por donde hasta hace unos años hubo varias fábricas de salazón de pescados y hoy se alza el Auditoriun Alfredo Kraus; un enigmático y muy sugerente “el roque de la sepultura”; el “bco. de Borras” que desembocaba en la zona más occidental de la playa de El Arrecife y es hoy la salida al mar de lo que queda del barranco de La Ballena y la “punta del Confitar hacia el nordeste, asi como “la barra del arrecife”, el istmo de “Guanarteme”, “confital’ y “cabo cabrón”. Topónimos que, algunos ligeramente alterados, se repiten en el plano del asimismo ingeniero militar Luis Marquelí, que lo firmó en Tenerife en 1792.

En un mapa topográfico-marino de 1840 aparecía textualmente mencionado el istmo de Guanarteme o Guanartome, lo mismo que en otro de 1874, señalado el lugar poco más o menos que por donde hoy figura la calle portuaria Tenerife; y la “Barra del Arrecife” y “el Arrecife” en lo que es en la actualidad la playa de Las Canteras, más allá La Punta del Confital; y casi a su lado el “Cabo Cabrón”.

Es en el plano de Riudavets de 1879 cuando, con el nombre de “las canteras amarillas” se cita por vez primera este topónimo que aquí nos ocupa refiriéndose ya a la hermosa y prolongada playa como tal. Y, en fin, en otro plano de 1911, correspondiente al “Ensanche del Puerto de La Luz”, del arquitecto Femando Navarro, cuando ya estaba resultando imparable el proceso de expansión urbanística de la ciudad de Las Palmas hasta entonces secularmente constreñida entre decrépitas murallas de defensa, laderas montañosas y riscadas y el mar, ya se citaba de forma textual a “La playa de Las Canteras ¨.

(datos extraídos de las fichas empleadas para componer las monografías, inéditas “Escaleritas”, “Schamann” y “Calles y plazas de Las Palmas con historia”.de Carlos Platero Fernández) mayo, 2004-

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor