“Cuando dos caminos se separan… toma aquel que se dirija a la playa”. Hannah McKinnon

Tarde agradable: nubes y claros

Breve reseña histórica del callejero del entorno de Las Canteras: “Calle Ripoche”

Calle Ripoche



La calle Ripoche va desde el Parque Santa Catalina a la calle Tomás Miller, sus 300 metros la convierten en uno de los ejes peatonales más importantes del barrio Santa Catalina- Las Canteras.

 

Imagen de la calle Ripoche en los años setenta. En primer plano los “carrillos” que estaban instalados en el tramo entre el parque Santa Catalina y la calle General Vives.

 

Juan Bautista Ripoche Hernández (1818-1884) fue un importante comerciante y consignatario de Las Palmas de Gran Canaria.

Agente consular de Francia en esta ciudad.

Fue hombre generoso y conocido por sus obras caritativas y por su abnegada labor social. Tuvo un especial protagonismo con los más pobres cuando se desató en Gran Canaria una virulenta epidemia de cólera a mitad del siglo XIX: “se le vio constantemente recorrer los barrios más castigados por el terrible azote, sacar con sus manos los cadáveres, colocarlos en los carros, desinfectar las habitaciones, auxiliar y amparar a los huérfanos y acudir a todas las necesidades de la infestada población”.

Su decisiva contribución a las obras de construcción del puerto de La Luz lo sitúa como prócer de la ciudad.

El padre de Juan Bautista llegó a Canarias con los prisioneros franceses que fueron deportados a Canarias desde la península tras la Guerra de Independencia.

De la importancia de sus actividades y de su integración en la comunidad canaria da cuenta la nota necrológica, insertada en un periódico local, la cual es a la vez un resumen de su actividad: …“ayer a los de la tarde falleció en esta Ciudad el reputado comerciante y eminente patricio D. Juan Bautista Ripoche. Su muerte ha producido en todas las clases de nuestra sociedad una emoción profunda; tal era el justo y merecido aprecio de que disfrutaba en esta isla. Los asilos de beneficencia de esta población han perdido en él a uno de su más decididos y constantes favorecedores, y los pobres en general un padre cariñoso, siempre dispuesto a socorrer a mano generosa al desvalido”

Varias fuentes



Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor