El Confital: el paraíso del botellón

El aumento del control policial a los botellones en la playa de Las Canteras ha llevado a los botellonistas a celebrar sus «encuentros» en la playa de El Confital. Según vecinos cercanos los escándalos, sobre todo los viernes y sábados, son frecuentes, a veces se reúnen para beber más de 30 personas y como es obvio nadie cumple con las medidas covid. Los botellones suelen durar hasta altas horas de la madrugada o hasta el amanecer. La policía no aparece nunca a pesar de las llamadas de los vecinos. Solo la cuadrilla de la limpieza que comienza su trabajo muy temprano hace que los botellones acaben.

Un usuario y vecino nos cuenta que todo el entorno de la pasarela de madera y las paredes rocosas que dan al jable apestan a orines y a caca.

Los botellonistas se hartan a beber y mean en los sitios más cercanos que encuentran, dejando todo el entorno de su fiesta lleno de basura y botellas.

Este mismo usuario, un veterano surfero y vecino de toda la vida, nos cuenta que es una pena que El Confital se haya convertido en lo que actualmente es: un lugar para los botellones y un picadero. Nos comenta que en la zona donde aparcan los vehículos es frecuente la aparición de preservativos usados. Este confitalero es muy partidario de cerrar El Confital por la noche.

Otros posts destacados

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate