Las aves de Las Canteras proliferaron mientras estábamos confinados

Las aves fueron las grandes beneficiadas de que no se usará la playa durante las 7 semanas de confinamiento. Zarapitos, correlimos, vuelvepiedras, chorlitejos, etc, aumentaron el número y ganaron en tranquilidad mientras se alimentaban en las rocas y orillas.

Muchas mañanas solitarias solo se oía el canto de las aves mezclado con el rumor de las olas

En este tiempo «confinado» llegaron las primeras parejas de garajaos o charranes que se entretuvieron pescando en una playa desierta.  Las gaviotas patiamarillas y las palomas mantuvieron su habitual rifirrafe.

En estas semanas primaverales las garcetas y garzas grises se marcharon al norte de África o a Europa para reproducirse (están siempre de paso entre migraciones).

 

Rifirrafe entre gaviotas y palomas

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate