Batallas navales entre destructores y portaviones de arena

Los tubos de los cañones eran palos de polo, y las bombas eran bolas de arena mojada.

Las batallas navales de hace 40 años en los veranos de Las Canteras eran entre destructores y portaviones de arena. Los contendientes bombardeaban los barcos desde las alturas, frente a frente. Alli no habían armadas invencibles, eran frágiles y efímeras. 

Los barcos podrían ser afilados destructores, grandes acorazados llenos de palos de polos como cañones o portaaviones con aviones de arena sobre su cubierta. 

El juego – batalla naval- consistía en destruir la flota enemiga a fuerza de bolazos de arena. Quien antes destrozará la flota del contrario se proclamaba vencedor de la contienda. 

A veces bastaba desarbolar el estandarte para derrotar al enemigo, otro palo de polo colocado en lo más alto del puente del buque. Tras la dura batalla naval los contendientes se daban un amigable baño para “reconciliarse” y quitarse la arena del cuerpo. 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate