Un lugar en la memoria llamado Morro La Habana

Todavía viven isleteros que se acuerdan de ver, en aquellos años 30 del siglo pasado, barcos fondeados al socaire de El Confital, refugiados en las noches más oscuras. Esas embarcaciones no venían a pescar, venían sigilosamente a buscar personas para llevarlas a Cuba, a América, venían a buscar migrantes que ilusionados buscaban una vida mejor.

Todos ellos; hombres, mujeres y a veces niños, esperaban en la orilla de la marea, donde actualmente está el muro de La Puntilla y la escuela de vela, a los botes a remo que les llevarían a los barcos fondeados en la bahía.

A aquel lugar se le conocía como el Morro La Habana por su relación con el buscado destino para los que de esta isla partían en el incierto viaje de cruzar el Océano Atlántico en busca de un futuro mejor.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate