El barrio que no queremos

El barrio que no queremos

Farray-Guanarteme-Las Canteras-etc no es “Barrio Sésamo” pero para los que vivimos aquí podría ser mucho mejor de lo que actualmente es.

La obligación de cualquier ayuntamiento es salvaguardar el bienestar de sus vecinos.

Ningún vecin@ puede desquiciarse porque debajo de su vivienda se permita que un local esté abierto cada día hasta las 6 de la mañana. Ninguna madre debería esperar por seguridad hasta el mediodía para salir de su casa con sus hij@s como ocurre algunas mañanas en calles del entorno del parque Santa Catalina. No se puede convertir de la noche a la mañana una calle tranquila en el epicentro de la marcha nocturna de la ciudad ¿Quién lo autoriza? ¿Quienes no cumplen con su trabajo de vigilar los horarios de los establecimientos piensan en los vecinos, trabajadores y niños que se tienen que levantar temprano para ir a trabajar o al colegio?

No se puede obligar o “aconsejar” a que los que llevan viviendo décadas por aquí que se muden porque se ha autorizado, sin tenerlos en cuenta, la apertura de locales de ocio con horarios impropios para una zona residencial.

Hay leyes y normas de convivencia que hay que cumplir. 

Estamos a favor de que la oferta de ocio sea amplia, de calidad. Pero que los horarios sean siempre en concordancia con la idiosincrasia del vecindario ¿Como se puede autorizar un after al lado o debajo de un edificio que viven trabajadores que deben madrugar? ¿Cómo se permite la apertura de verdaderos antros, generadores de trapicheos y por donde pulula gente no grata para la integridad de la zona?

Hay dos departamentos del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria que deberían tener más empatía con el vecino. Que tienen que funcionar mejor.
Uno funciona horriblemente mal, es el de actividades clasificadas; es quien autoriza y da los permisos de apertura, y el que tiene que velar que cada local cumpla con la ley. Tiene gran culpa del grave problema de convivencia que hoy en día sufre el entorno de Las Canteras.

El otro departamento es la policía local, servidores públicos que muchas veces se olvidan de que su sueldo es gracias a los vecinos. Vecin@s desprotegidos de los ruidos y de los escándalos, y que a veces la policía no los atiende como se merecen.

El engranaje municipal para que “el barrio” funcione y sea amable debe ser capitaneado por el alcalde y sus concejales. Si no son capaces de llevar al barrio por aguas tranquilas, mejor que se bajen del barco y se queden en tierra.

2 Comments

  1. Walt
    16 agosto, 2018 at 11:45 AM

    Lo que hace falta es mas precensia policial por la noche.
    no es normal que no se vea un policía
    ayer llame al 112 y ni caso
    Un banco de las canteras musica a tope bailando tipo strippers bebiendo cre que eran guiris y encima 10 niños moros imitando y gritando a la 1 am que se unieron

    Esta gente se cree que es dueña las canteras por la noche

    No se puede permitir mas. Todos los días mismos ruidos

  2. Pedro
    16 agosto, 2018 at 7:13 PM

    Las servilletas vuelan de las terrazas y se limpia con mis impuestos, zonas donde las terrazas usan hasta un tercio del paseo, calles que las hacen peatonales sin tráfico en beneficio de terrazas y no de peatones,…… Ya está bien de engañarnos , que partido político se va a preocupar por todos los ciudadanos y no solo en beneficiar a algunos.Yo solo volveré a votar si aparece ese partido.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate