“En el mar no hay pasado, presente o futuro, sólo paz”. Jacques Cousteau

Día de playa: calor. Calimoso

El Atlante al amanecer

Emplazada en la variante de El Rincón, la mencionada escultura se ha convertido en un icono del paisaje y en una referencia en el catálogo de las obras artísticas de carácter público con que cuenta la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

La gran escultura de ‘El Atlante’ es el emblema visual del acceso a la ciudad por su zona norte. El artista grancanario Tony Gallardo inició su construcción en marzo de 1986 por encargo de Jerónimo Saavedra siendo presidente del Gobierno de Canarias, y fue inaugurada tres meses después por el rey de España, Juan Carlos I, en el contexto de la apertura de la variante de El Rincón, cuya obra dio comienzo en 1984.

La escultura de Tony Gallardo tiene casi nueve metros de altura y está elaborada con piedra volcánica extraída de la zona de La Isleta y se ubica sobre una amplia plataforma cubierta con un manto de picón negro.

Para su construcción fue necesaria una grúa móvil de diez toneladas y un equipo de siete hombres (los maquinistas Paulino Henríquez y Ceferino Hernández; el soldador Isidro Corujo; los tres albañiles Pedro León, Francisco Castro e Isidro Díaz y, el auxiliar Juan Rubio). Gallardo siempre defendió la vigencia de ‘El Atlante’ desde su interacción con el paisaje y la memoria del espacio en el que se ubica, una zona caracterizada por “la belleza ignorada de sus acantilados y sus increíbles perspectivas”.

“Es imposible implantar en este lugar una escultura sin establecer un nexo entre el pasado y el presente, sin rehabilitar la mudable identidad del lugar y recuperar los vestigios de su peripecia humana. Hay que remodelar el entorno de la carretera y restañar la herida abierta en el paisaje con su trazado”.

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor