“Hombre libre, siempre querrás al mar”. Charles Baudelaire

Carolina Romero, terapeuta. “Las Canteras es una fuente de sanación”

¿Cura la energía del sol, la playa?

1.- Cuando hablamos de curar no significa que algo esté enfermo, la enfermedad es un proceso y como su palabra indica, se manifiesta en fases y cambios, simplemente hablamos de las fuerzas curativas , disponibles para todos y que pueden ser recibidas por todos los seres humanos. La capacidad que tiene la persona para recibir es proporcional a la capacidad para dar, y es precisamente esa dualidad la que nos ayuda a permanecer en el equilibrio. A nivel físico hablamos de anabolismo y catabolismo, en el ayurveda hablamos del prana y apana, esto lo extrapolamos no solo a la energía física sino también a la energía emocional y a la energía psíquica. Debemos aprender a fluir a soltar y a liberarnos de nuestras cargas, de nuestros pensamientos repetitivos, emociones y actitudes dañinas y experimentar la vida con confianza. Así podemos percibir la naturaleza como un lugar seguro, en donde podemos soltar y regenerarnos.Vibrar en el amor es un estado de consciencia interior en donde se pueden recibir los maravillosos contenidos que nos aporta la naturaleza, proporcionados por la luz y el calor del sol, el viento, el agua y la tierra.

Por tanto, para realmente beneficiarnos de la naturaleza debemos ser conscientes y liberarnos de los patrones de conducta que nos condicionan y nos esclavizan, atrevernos a soltar aquello a lo que nos aferramos en el día día. Este día a día es importante porque hablamos de lo cotidiano, y es ahí, por las cosas sencillas que podemos comenzar a ser conscientes y trabajar el desapego, para lograr la libertad y ser nosotros mismos.

¿Qué aporta sentir las olas, la arena o el horizonte a la mente?

2.- Entre otras muchas cosas las más importantes son el amor y la sabiduría. El camino evolutivo pasa por adquirir la habilidad de observarnos a nosotros mismos y “darnos cuenta” bajar el ruido mental, sentir más calma, actuar de forma coherente y potenciar nuestras sentidos y nuestras sensaciones, las cuales nos hacen estar en el aquí y el ahora . Sensibilizarnos con nosotros y con el mundo que nos rodea, saber que formamos parte de él y llegar a la vivencia de todo esta interrelacionado, el aletear de una mariposa en este lado del mundo puede probar un huracán al otro lado. Estamos todos y todo conectado, esto nos lleva a ser más responsables ante el amor. El amor a uno mismo, a la naturaleza y al próximo. Esta sabiduría es lo que se adquiere a través de la experiencia de vida, y por más que hayamos leído que somos parte de un todo y que todos somos uno, solo lo podemos integrar cuando realmente lo hayamos sentido.

Me refiero a que somos parte de las olas, de la arena de las estrellas, que en nuestra composición reinan los mismos elementos que vemos en el exterior, por eso cuando nos sentimos en armonía con nosotros mismos también sentimos que es más fácil sentir la armonía en todo lo que nos rodea

Precisamente estar en armonía es lo que nos hace sentir la naturaleza. Lo que nos aporta es amor, sabiduría y aceptación o entrega. Nos nutre y ayuda a dejarte llevar por esa consciencia o sabiduría superior que reina y domina los ciclos, las mareas, las estaciones, la vida, eso es lo que nos muestra la naturaleza, la impermanencia y el cambio. Indudablemente nuestra vida sería diferente si supiéramos y viviéramos con la consciencia permanente de que todos somos uno y que todo cambia, que nada es estable y que todo son ciclos, aprenderíamos a valorar más nuestra propia vida, la vida de los demás y de la naturaleza que nos rodea. La tierra, el agua, el fuego y el aire nos alimentan y nos ayudan a equilibrar nuestras energías. El camino evolutivo pasa por desarrollar esa conciencia perceptiva de lo sutil, estar abiertos, entregarnos y rendirnos a la sabiduría de vida.

Las Canteras ¿crees que ha podido marcar nuestro carácter?

3.- Indudablemente todo nuestro entorno nos condiciona y sobre todo las experiencias de vida, aun más las tempranas. Todas forman parte de nuestro aprendizaje y de nuestro carácter. El clima junto con las características físicas del entorno hace que desarrollemos un determinado estilo de vida. Lamentablemente hoy en día, en general, la población sufre de un tremendo estrés, vivimos con prisa y muchísima ansiedad. Esta actitud ante la experiencia de vida nos llena de debilidad, de cansancio acumulado, de falta de lucidez y no nos damos cuenta de que las cosas más sencillas, ordinarias, las cuales son fundamentales pasan desapercibidas. Se priorizan otras cuestiones a las cuales le damos un valor ilusorio y pasajero, olvidándonos de estar presente. El estado de presencia, es ese estado en donde no hay carencia, no falta nada y por lo tanto esa búsqueda dominada por la angustiosa ansiedad se calma y vivimos mas tranquilos. Lo cierto es que, con determinadas prácticas aprendemos a amar, a respetar y a valorar nuestra propia salud, así como la de los demás y a la salud de entorno que nos rodea ya que en muchas ocasiones solo las priorizamos cuando se ven amenazadas. Así que agradecer y amarnos a nosotros mismos, valorando la salud de nuestros órganos de percepción como pueden ser la visión, la audición, el tacto, el gusto o el olfato, ya que muchas personas los han perdido y no pueden escuchar las olas del mar o disfrutar de un espléndido atardecer.

¿Cuales son tus recomendaciones para sentir profundamente la energía y el alma de la playa de Las Canteras?

4.-La naturaleza nos enseña a sentirnos merecedores de lo mejor y a estar en paz. Solo tenemos que aprender a soltar el control y dejarnos sorprender como lo haría un niño cuando ve por primera vez el mar. El verdadero amor, la pasión y la voluntad de vivir es la fuerza impulsora para abrazar tu vida, para disfrutarla, divertirte y aprender de ella, utilizarla y desarrollarte como persona y así poder descubrir tu origen. Y así como el dicho de que uno no se baña dos veces en el mismo rio, con el cultivo de la mente del principiante todos los días son diferentes, cada amanecer y cada atardecer es un espectáculo distinto y solo tenemos que atrevernos a parar y a disfrutar.

Cuando la persona esta en equilibrio, es decir, en paz, cuando vive en coherencia con lo que piensa, siente y hace. Ese sentir de la naturaleza estaría equiparado a sentir el abrazo de una madre. Este abrazo es sentir la confianza, la seguridad de que todo está bien, que es perfecto y que no nos falta nada.

Las Canteras es una fuente de sanación. Es una terapia no sólo preventiva si no también para tantas personas que atraviesan enfermedades crónicas, cardiovasculares , oncológicas, mentales

Lo mas interesante y el gran reto en nuestra vida es aprender a liberarnos de nuestras cargas, las cuales muchas veces, son obligaciones e imperativos, auto impuestos que ya no nos sirven y que nos hacen mal, que nos impide fluir con los cambios, divertirnos y disfrutar de nuestra vida. Tenemos que trabajar para disfrutar de nuestra vida puesto que es lo mas importante que tenemos. Liberarnos de lo que nos hace mal y lograr un hábito de vida preventivo, compensatorio, un estilo de vida detox, que nos ayude a desarrollar más liviandad en nuestro organismo físico, a sentirnos más ligeros y energéticos, más equilibrados emocionalmente y con una mente más clara, lúcida, despierta y espaciosa.

¿Hablamos del beneficio de las terapias mente cuerpo?

5.- Con la fuerza del amor y de la comprensión, la terapia ayuda a la persona a lograr más consciencia, se da cuenta de las herramientas que posee, es capaz de desarrollar la habilidad de “la aceptación” y es a partir de ahí, que suceden las siguientes fases del proceso, hasta llegar a lograr vivir la propia autenticidad con la espontániedad de ser uno mismo. Esto nos lleva a celebrar la vida, valorar, respetar y a agradecer todas las experiencias que forman parte de nuestro aprendizaje . Nuestras relaciones y a todo lo que nos ocurre y nos rodea. Cada día existen más investigaciones con evidencia científica acerca de la relación entre las terapias mente cuerpo y la salud integral del ser humano. El aprendizaje de los estados de relajación, meditación, junto el conocimiento profundo, perceptivo del cuerpo y el manejo de las emociones, nos ayudan a desarrollar una mente más clara, más calmada y nos aportan la experiencia de generar estados de felicidad, de compasión, de alegría, de amor incondicional y de ecuanimidad, más allá de lo que ocurra externamente. Es a través de nuestros propios recursos internos que podemos generar esas drogas endógenas, como son la serotonina, dopamina o melatonina. Es todo un entrenamiento para mantener el equilibrio, reconocer nuestro centro y empoderarnos, ya que estas prácticas nos recuerda que el poder lo llevamos dentro.

A tus pacientes los sueles traer la playa ¿Por qué?

Sí. Depende del caso. Es una experiencia eriquecedora, disfrutar de nuestros sentidos si es que tenemos la suerte de ello, ya que hay muchísimas personas sordas o ciegas que les encantaría poder disfrutar así de la experiencia y logar el contacto con la naturaleza como hábito saludable de forma sistemática y periódica aporta a la salud en general grandes beneficios. Empezamos por potenciar el sistema propioceptivo, percibir a través de todos los sentidos; la calidad del aire, la brisa del mar, los colores en el cielo, las transparencias del mar, el olor a marisco, el sol suave de la tarde, y un sin fin de acontecimeintos que ocurren y que no pasan desapercibidos al estar en el estado de presencia. Esta actitud contemplativa nos lleva a desarrollar la capacidad de sensibilizarnos, escuchar, escucharnos, dejarnos impresionar por la grandiosidad que nos rodea y estar abiertos a los cambios y a la sabiduría de la vida. El andar y poder relajar la vista en el infinito, es algo que en muchas ciudades es difícil de realizar, y sin embargo aquí tenemos una gran suerte y fortuna. Vivirlo es disfrutarse, amarse y sentirse merecedor.

 

Carolina Romero es terapeuta Mente- Cuerpo, realizando su trabajo en la intervención psico-bio-social. Con amplia experiencia profesional en el área social, clínico y psicoeduactivo.  Titulada en Yoga Terapéutico por la Universidad CEU. Profesora de Yoga FEYP, AEYT. Reconocida por la escuela de Servicios Sanitarios y Sociales de Canarias. Entrenada en Yoga Tibetano por el instituto Ligmicha. Instructora en meditación y formada como Arteterapeuta antroposófica. Amplios conocimientos en Pedagogía waldorf  y Psicología gestalt. Titulada en Turismo por la ULPGC especializada en la rama de los RRHH. Postgrado oficial en la Intervención y la Mediación familiar por la ULPGC y la ULL. En la actualidad realiza el máster oficial en Neuropsicología y Eduacción por la UNIR.T

Da asistencia a pacientes con enfermedades crónicas tales como enfermedades autoinmunes, cáncer, fibromialgia, estrés, ansiedad, depresión, entre otras.
A nivel educativo he trabajado como docente para niños y adolescentes así como para personas discapacitadas, en al ámbito de la inteligencia emocional y las habilidades sociales.

Ha recibido enseñanzas directas en meditación Vipassana y Eneagrama de la mano del maestro Dhiravamsa.

Contacto a través de facebook

Tlf 661 730 214

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor