“Cuando dos caminos se separan… toma aquel que se dirija a la playa”. Hannah McKinnon

Buen tiempo, día de playa

Opinión: TERRAZAS, LOCALES DE OCIO Y VECINOS.

Empieza a ser insoportable en varias zonas de la ciudad, la convivencia entre las terrazas y locales de ocio con los vecinos residentes en las zonas donde se encuentran.

Nuestro ayuntamiento, con buen criterio, se ha propuesto darle un cambio a la ciudad tratando de hacerla más agradable a la vista y mejorar la movilidad, mediante la peatonalización y ensanche de aceras, creando nuevas zonas de ocio en zonas residenciales que en principio no deberían suponer una molestia para los vecinos de los edificios colindantes.

Sin embargo, el auge de este tipo de locales, algunas discotecas mal ubicadas y el exceso de locales conocidos por “24 Horas”, están provocando un efecto perverso motivado por el incumplimiento de las ordenanzas sobre ruido, horario y por el efecto post-cierre de los locales, provocando que después del cierre se queden por la zona personas haciendo pequeños o grandes botellones, armando ruido y generando violentas peleas entre ellos, que en algún caso ha terminado incluso con la vida de un joven.

Esta situación está provocando innumerables quejas de los residentes, cancelaciones de alquileres de apartamentos, hoteles, pisos y locales comerciales dedicados a otras actividades.

Al mismo tiempo los vecinos de la ciudad están comenzando a organizarse a la vista de la falta de respuesta del ayuntamiento, que parece desbordado por el considerable aumento de las quejas, dando la impresión de que se le ha ido de las manos el efecto perverso que está provocando el auge de este tipo de actividades.

También los turistas que nos visitan periódicamente, tanto los hospedados en los hoteles y apartamentos de la Zona de Las Canteras como los provenientes de los barcos cruceros, pasean todas las mañanas por un auténtico basurero como el de la recién remodelada calle de Luis Morote.

Es inevitable ver todas las mañanas de viernes, sábados y domingos; botellas, vasos, vómitos, defecaciones, meados y una cantidad ingente de residuos varios, entre los que destacan los porros y los utilizados para beber alcohol en la calle, hasta que los servicios de limpieza pasan por la zona para realizar un simple barrido que deja para la deleite de los que nos visitan, todo tipo de fluidos corporales repartidos por la acera y los zaguanes de los edificios, cristales rotos y cada vez con más frecuencia puertas y lunas de edificios forzadas o simplemente rotas y este fenómeno no es exclusivo de la zona del Puerto, pues los vecinos de Vegueta y otras zonas de la ciudad, también está hartos de su “nueva calidad de vida”.

Muchas asociaciones de vecinos y empresarios hosteleros de estas zonas se han entrevistado con el Ayuntamiento en los últimos años, sin obtener más respuesta que la consabida “hacemos lo que podemos” y no sería justo reconocer el esfuerzo en vigilancia, pero la mayor parte de los problemas se producen a partir del cierre de los locales y en ese horario no hay vigilancia suficiente.

Se puede hacer más, solo que con tiempo, valentía política para afrontarlo y una enorme paciencia que deberán aportar los vecinos.

Empresarios y vecinos de la zona opinan que la solución pasa por varias medidas:

1.- Modificar las ordenanzas municipales con el fin de limitar los horarios de este tipo de establecimientos a una hora más temprana, como ocurre en cualquier ciudad europea y en el caso de nuestra ciudad, como ocurría antaño, nada impide que las terrazas se retiren a una hora distinta al cierre de los locales.

2.- Hacer cumplir las ordenanzas sobre el ruido, ya que algunos locales lo incumplen sistemáticamente con su música o sacan sus televisores al frente de sus locales cuando hay partidos de futbol o competiciones deportivas importantes, generando un ruido insoportable para los residentes.

3.- Modificar los usos permitidos por el Plan General en estas zonas, prohibiendo la instalación de discotecas en donde el uso principal es el residencial y restringiendo al mínimo los “24 horas”, ya que aunque cumplan las ordenanzas en su interior, generan inevitablemente aglomeraciones de personas, destrozos del mobiliario urbano y residuos en el exterior.

4.- Mejorar la vigilancia policial, adaptándola a los horarios que durante la madrugada provocan mayores molestias.

Por último, no es correcto el argumento del empleo y la actividad económica que genera esta nueva actividad, cuando el empleo que generan las otras actividades es destruido y muy superior, pero si esto no parece suficiente; ¿es que el descanso de los miles de vecinos no merece el respeto del Ayuntamiento? o, la pregunta que se hacen los residentes de estas zonas, ¿es justo que una discoteca o varias terrazas, impidan el descanso de miles de ciudadanos, cuando esto puede resolverse mediante cambios en las ordenanzas?

REMITIDA: Vecinos de la Calle Luis Morote.

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor