Patrocinador
Publicidad

Tarde de playa, sale el sol, calimosa

Entrevista a Oscar Bermejo “Tener en esta nuestra ciudad una playa de 3 kmts., dos de ellos protegidos por la barra, es un regalo de las diosas luego Las Canteras debía ser la niña mimada de cualquiera que se dedique a la cosa pública”

Comparte

Foto: Oscar emerge del agua entre las olas.

Me nacieron en la Península y nos vinimos a Las Palmas con 4 años. Soy un niño de Triana, y del Deutsche Schule y del Metropole. Al terminar COU me fui a Madrid a estudiar Matemáticas, pero acabé haciendo Económicas. Al año de estar trabajando, ganó el PSOE las elecciones y me ficharon y en el Gabinete del Ministro de Justicia estuve 10 años. Luego, tras pasar por el paro, fui el director de la sociedad de gestión de los derechos de propiedad intelectual de los actores españoles. Ya andaba por la ecología y monté gea21, una empresa que hace unos trabajos preciosos en materia de medio ambiente urbano (también monté APie, primera asociación de peatones de España). En el `96 me fui un año a Sarajevo de funcionario internacional. Vuelta a Madrid hasta que decidí vivir más despacio y en diciembre del `99 volví al pueblo. Aquí he hecho un poco de todo, mayormente trabajar como consultor medioambiental (ahora estoy con el Plan Director de Bicicletas), vivir (en) la playa e intentar hablar de política, sobre todo en qué y cómo se gasta el dinero público.

1) Oscar desde hace algunos años tu compromiso con la playa de Las Canteras es importante. Has estado metido en diferentes foros canteranos y alguna que otra asociación de vecinos de la zona ¿Cómo ves la playa de Las Canteras y su entorno ¿qué más se podría hacer por ella?

1.- La playa la veo digna; su entorno muy irregular, conviven lugares muy agradables con otros penosos.

Por la playa se podrían hacer bastantes cosas y por el entorno mucho más. En general, si se hicieran cumplir las normas la mayor parte de los problemas no se producirían

2) Eres un gran defensor de la ecología ¿Que habría que hacer para que Las Canteras tenga un futuro sostenible?

2.- Depende de lo que se quiera: Si se quiere que la vida marina sea boyante hay que sacar mucha arena sí o sí. Los manchones de sebadales que quedan son 10 o 12 de unos 2 mts2 y están totalmente mortecinos. La Unión Europea debería retirar el LIC (Lugar de Interés Comunitario) y sacarnos los colores por haber perdido un tesoro de vida como los sebadales. En el año 2000 se hizo un trabajo estupendo sobre la playa (el Libro Blanco) que duerme el sueño de los justos en algún sótano del Cabildo. Empezaría por ponerlo al día y a partir de ahí, tomar medidas.

Si se prefiere que esté como ahora, pues tal vez con controlar a los furtivos (a todos, que hay varios “pescadores” absolutamente ilegales) y sacar algo de arena cada 5 años sea suficiente. También sería útil saber algo más de cómo evoluciona La Barra, pues su destrucción conllevaría posiblemente la desaparición de la playa. Aprobar de una vez alguna medida de protección especial, tipo reserva marina, será estupendo, siempre y cuando se dotara económicamente y tuviera una inspección que cumpliera con su deber.

3) ¿Si tuvieras posibilidad de gestión cual serian tus prioridades para esta zona de la ciudad?

3.- De entrada hacer cumplir las normas razonables.

En el agua, sacar arena y piedras de forma periódica, controlando los efectos, vigilar la evolución de la Barra y pillar y sancionar con dureza a los furtivos. Impedir el paso de barcos a motor por la dársena y prohibir tajantemente el uso de motos acuáticas en toda la bahía.

En la arena mantener la limpieza que se hace, y poco más, salvo cosas menores

En el paseo prohibir radicalmente el paso de todo tipo de vehículos; impedir los anuncios agresivos; limitar a tres las personas que pueden correr en línea; obligar a que todos los aseos estuvieran brillantes todo el día y si no cerrar el establecimiento; limitar el tiempo de algunos músicos; mandar a la Policía Turística a la playa de La Laja, donde estarían mucho mejor, y permitir que los establecimientos cerrasen más tarde con control acústico.

En el entorno, ………., otro día.

4) Eres un hombre comprometido con tu tiempo, serias capaz de reflexionar que significa que la ciudad de Las Palmas de Gran canaria tenga un lugar como la playa de Las Canteras. ¿ La tratan bien los políticos?

4.- En mis años de política aprendí que para saber el interés real de un político por una cuestión sólo hay que saber qué presupuesto destina a ella. La Universidad de Siracusa, Nueva York, en 1999 y la revista Consumer Travel este año han elegido Las Palmas como la ciudad con el mejor clima del mundo. Tener en esta nuestra ciudad una playa de 3 kmts., dos de ellos protegidos por la barra, es un regalo de las diosas luego Las Canteras debía ser la niña mimada de cualquiera que se dedique a la cosa pública. Es decir, que sus instalaciones, su vida marina, su entorno estuvieran permanentemente cuidados como en las mejores playas del mundo. Con una unidad multidisciplinar que velara por los componentes ambientales, comerciales, deportivos y de convivencia, que contara con presupuesto y que informara a los ciudadanos periódicamente de su gestión.

5) Eres hijo del primer Alcalde de la democracia, tu padre tiene un lugar en su honor en el paseo que llega El Confital ¿qué significa para ti y tu familia este homenaje de la ciudad a tu progenitor en la Bahía de El Confital?

5.- Para mí es un gran orgullo, pues es un espacio raro pero al lado del mar, muy amplio y abierto, y mira al Confital. Creo que tiene elementos que harían feliz a mi padre.

6) Tu padre, Manuel Bermejo, fue un malacólogo de prestigio, y dejó una gran colección de conchas, caracolas etc. Cuéntanos algún recuerdo, anécdota de cuando veíais a tu padre trastear con tanta concha.

6.- Hay muchas, pues su afición le duró cerca de 30 años. Recuerdo como metía cajas de Ron Arehucas en el coche para llevárselas a los marineros que le traían conchas de medio mundo; le veo subiendo por las escaleras de casa a punto de reventar llevando una Tridacna gigas, bivalvo del Indico que debería pesar 50 kilos y que creo que es la mayor concha que existe, y en los últimos veranos en Fuerteventura, recuerdo que pasaba horas en cualquier charquito buscando microconchas, algún hallazgo que le pudiese llevar a José Mª Hernández Otero, farmacéutico y malacólogo de Gáldar, su último gran amigo.

www.miplayadelascanteras.com

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor