“En el mar no hay pasado, presente o futuro, sólo paz”. Jacques Cousteau

Gran relentada al amanecer

La decadencia social de Puerto-Canteras-Guanarteme.

Mientras parte de Las Palmas de Gran Canaria se pone guapa para recibir al jurado que otorga la capitalidad cultural europea, mientras la playa de Las Canteras de día brilla como nunca, mientras los políticos de acuerdo con empresarios interesados nos venden campañas de rehabilitación que dan vergüenza verlas, la triste realidad social del entorno de Las Canteras es otra, mucho más dura. La crisis económica que estamos sufriendo solo ha hecho empeorar una situación que ya estamos viviendo hace tiempo. Solo basta darse una vuelta por los pocos parques y plazoletas del nuestro barrio para ver como gente sin recursos se mezclan con personas con problemas con el alcohol creando imágenes sonrojantes. Cada vez son más y más jóvenes. La exclusión social de muchos de nuestros vecin@s se nota en las largas colas que a la hora del mediodía se forman en los comedores sociales de la zona. De noche la decadencia se percata mucho más, los indigentes y personas sin recursos invaden los cajeros y rincones azocados de la presunta zona “turística” para dormir entre sus sabanas echas de cajas de cartón. La prostitución de todo tipo ya no se corta e invade muchas de nuestras esquinas. El trasiego de gente rara por las calles porteñas y por los oscuros callejones peatonales de la zona dan miedo. El panorama es oscuro, feo. Mientras el vecindario se refugia en sus dulces hogares ajenos a la batalla del exterior, y los políticos que nos han tocado vivir pierden el tiempo conspirando y “peleándose “ para no soltar el poder de gobernar a un pueblo que ve como va perdiendo poco a poco la esperanza de tener una vida digna.

www.miplayadelascanteras.com

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor