“En el mar no hay pasado, presente o futuro, sólo paz”. Jacques Cousteau

Lunes: continuará la calima

Que vuelve la bandera azul.

Para esta ciudad-playa la bandera azul es más que una simple bandera de playa porque no solo mide la calidad de sus aguas, su seguridad y sus servicios sino también la gestión real que los concejales hacen tanto de la playa y sus alrededores como de la propia ciudad. De la ciudad, sí, puesto que una corporación municipal de Las Palmas que no cuide debidamente de Las Canteras dejará su sello de desidia en todo.

Por eso me mosquea un poco, la verdad, que a día de hoy, la mano derecha (o izquierda) del Alcalde diga que no sabe todavía cuál fue exactamente el problema del vertido en La Puntilla que privó a Las Canteras de la tan ansiada bandera el pasado verano. Hombre, el problema se ha solucionado felizmente, claro está, pero que no se conozca bien lo sucedido siembra en la ciudadanía la inseguridad de que cosas así podrían volver a pasar en cualquier momento.

Por otra parte, hay quien recela –y con razón- de que se haya hecho el anuncio de esta vuelta de la bandera azul a Las Canteras en plena campaña electoral. Lo que tiene, a mi juicio, dos lecturas: una buena, que indica la importancia que se le da y tiene la playa en esta ciudad incluso para los políticos, y otra no tan buena, que demuestra cómo los candidatos a poltrona se interesan por ella únicamente durante las elecciones.

Pero si estuviésemos equivocados en este juicio y el interés de los políticos por esta banderita fuese real, como nos quieren dar a entender ahora, pues que entonces se pongan manos a la obra para conseguir que Alcaravaneras, El Confital y La Laja puedan lucir también la dichosa bandera.

Finalmente, yo creo que por su importancia la bandera azul no debería ondear solamente en un mástil de Las Canteras –el del balneario, por ejemplo- sino además en el mismísimo Ayuntamiento, junto con las otras banderas, la de España, Canarias, Gran Canaria y Las Palmas; allí, sí, en el remozado palacete de la plaza Santa Ana, ¡por qué no!, y en el viejo hotel Metropole. Al fin y al cabo, Las Canteras es también la patria chica –o grande- del playero en esta ciudad. Ser canterano es ser de Las Palmas. ¿O no?

En resumen: vuelve la bandera azul a Las Canteras… y yo también.

En Las Canteras, a 15 de mayo de 2011

Luis del Río García

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor