“Cuando dos caminos se separan… toma aquel que se dirija a la playa”. Hannah McKinnon

Miércoles de playa

Pregón Carnaval 2010 “…entre el Confital y Las Canteras, entre nubes y claros, muchas mascaritas de madrugada…buscarán las aguas para remojar sus brumas, nieblas y calimas de resaca…”

Buenas noches y bienvenidos, hijos e hijas del mogollón, a Carnaval TV

Nuestro mapa de isobaras muestra al anticiclón de Don Carnal llevándose las penas y las preocupaciones de cada día para traernos un aire fresco que invita a la diversión. ¡Fiesta en la calle !… con sana alegría!

Con la ayuda de los alisios (y cuantos vientos más se quieran sumar), estos días soplarán más los pitos de las murgas que las borrascas, y una ligera brisa moverá, con ritmo y gracia, las plumas de nuestras comparsas.

Un aire suave nos traerá buena música para bailar hasta el amanecer. Y….ojo, porque el Instituto Carnavalero de Meteorología prevé que en este parque de Santa Catalina se ligue más que en internet!

Durante la noche, temperaturas en ascenso… caldeando al personal. Sofocos y sudores generalizados al paso de las candidatas a Reina del Carnaval.

Máximas de 21 grados, que se podrán superar a ritmo de batucadas, y alto riesgo de bochorno …si al final de la noche resulta que tu pareja no es pareja sino parejo, como diría la ministra lo loco “nadie es perfecto” y menos con tanto vacilón.

En las zonas de costa, entre el Confital y Las Canteras, entre nubes y claros, muchas mascaritas de madrugada…buscarán las aguas para remojar sus brumas, nieblas y calimas de resaca.

El estado de la mar será rizada .. con tendencia a muy rizada.. como las pelucas de los Drags. Sus coreografías, saltos y contorsiones provocarán mar de fondo.. y reboso de copas sin parar. La DGT advierte: si bebes, no pasees con plataformas… ¡que te puedes ‘esriscar!

Ñoosssss!… Un frente frío se aproxima desde ‘allá’.

Con disfraz de borrasca, en busca del sanedrín de Vegueta, hay quien pueda intentar nublar nuestro cielo común…desde las primeras luces del ‘día’.

¿Pero saben qué?: intentemos que la inestabilidad (política y empresarial), no se convierta en chubascos de reproches entre islas e isleños. ¡Estamos en carnavales! ¡al carajo lo demás!

Mirando el Meteosat …veo que, durante estos carnavales, no se esperan lluvias que les agüen las fiestas ‘allá’, no.. Otra cosa, sí: Son previsibles precipitaciones de letras murgueras, con riesgo de tormentas (de buen humor, por supuesto).

El tiempo es como es: a veces variable y, casi siempre, imprevisible todos somos canarios y canarias…eso no lo cambia ni el anticiclón de las Azores, ni la corriente fría Azores, ni la corriente fría día…aunque se haga de noche y cada mañana salga el día.

En un futuro, esta inestabilidad (que hoy parece tan nuestra), podría desaparecer…a medida que todos cambiemos paulatinamente… y así algunos puedan olvidar sus cosillas con la isla de la Gran G. Porque el pique es sólo en carnaval y el resto del año no sirve ‘p’a ná’.

¿Alguien recuerda por qué empezó esta discusión?

El mejor clima del mundo

Según la universidad de Siracusa (EE.UU) Las Palmas de Gran Canaria posee el mejor clima del mundo. La panza de burro, no cuenta. La calima, tampoco… y las dos gotas con tierra, y para más calor, que caen de vez en cuando no aparecen en el estudio.

¡Pero quiénes somos nosotros para desmentir a unos ‘syracuseños’ que hablan bien de nuestra capital!

Con una temperatura media de 21 grados, esta ciudad (y sus veintidós letras), es, sin duda, un lugar cálido y saludable. Y si no, que se lo pregunten a los ingleses y alemanes que pasan el invierno aquí, desde hace más de 50 años.

En Las Palmas de Gran Canaria las estaciones se suceden calendario. Los cambios de temperatura son casi inapreciables el Teide se asoma a contemplar Las Canteras….. porque, como dice la canción, allí no hay playa, vaya, vaya.

Así que… para qué quejarnos, si los de Syracusa dicen que tenemos el mejor clima del mundo…Yo le pongo un sol en el mapa y a disfrutarlo!

Ya se habrán dado cuenta de que el motivo de este pregón carnavalero es anunciarles…que la fiesta llega, con buena cara y la mejor sonrisa, para inspirarse y disfrazarse de la Televisión.

Por cierto, que, para mí y para los de mi quinta, el primer recuerdo de la televisión está perdido en la infancia. El primer aparato de televisión debí verlo en alguna película americana en el cine. Y no sé si me lo creí del todo, porque apenas había visto una radio “Invicta”.

En aquel momento no podía imaginar que, con el tiempo (bueno, y con el Telecanarias, el Telediario, el Repaso 82)…. yo aparecería dentro de esa caja mágica. Tampoco recuerdo cuándo salí por primera vez en pantalla. Desde luego, hace cuarenta años o más.

A mí me pareció de lo más normal (como si hubiera estado haciendo aquello toda la vida). De lo que sí me acuerdo es del tema que trataba mi primera intervención: puse la voz a un documental sobre el templo de Abú Simbel, un hombre “de p’a fuera”, de Egipto. Vamos, nada que ver con las isobaras.

Desde aquellos tiempos hasta hoy ha llovido mucho. Anécdotas sobre la televisión, se pueden contar tantas, como granos de arena hay en Las Canteras, las Alcaravaneras y la Laja, que aquí si hay playa, vaya, vaya

¿Sabían que, al principio, el Telediario nacional venía grabado en avión y lo rehacíamos en Canarias, no con una hora menos sino con un día más? Entonces no había un enlace más rápido que el avión y un coche esperando en Gando.

También recuerdo presentar el informativo con chaqueta, camisa y corbata pero con pantalones y botas de faena, emporcados de platanera, porque venía de echar una mano en la finca del abuelo Juan.

Sin embargo, lo que no podré olvidar nunca, fue el día que abrí el Telediario con la noticia de la última visita de Franco a Barcelona. Dije que su Excelencia, el Generalísimo (que era como había que llamarlo), inauguraba un nuevo “pantalón”, en lugar de un nuevo pantalán, que es donde se amarran los barcos. Los sudores que yo pasé aquel día no se los deseo ni a mi peor enemigo.

Los tiempos han cambiado mucho….y hoy las anécdotas de la televisión las podemos encontrar en Internet.

¡Para que vean lo duro que es ser comentarista del tiempo!

Miren. En Canarias, tenemos nuestra particular forma de dar el tiempo. ¿Acaso lo dudaban? Y si no que se lo pregunten a los hombres y mujeres del campo y de la mar.

Cuando aparece una nube por detrás del roque, uno de la cumbre diría aquello de “a mí no me gusta nada el caminar de la perrita”. Si por la noche se escuchan ruidos, Fatimita le dice a su marido, ¿Benigno, están las tejas ‘gotiando’? “No, mujer, es que está la burra miando”.

Y, por supuesto, también tenemos nuestros refranes del tiempo. Si la mar está quieta, se dice aquello de “si hay caminos en la mar, es que el tiempo va a cambiar” o “Cuando se ven por oriente/ de Jandía las montañas/ llueve de firme en la isla/ y hasta crece el Guiniguada”.

Yo que soy maúro (nací en el barranco de Utiaca), miraba más p’al cielo que p’al camino, antes de subir y bajar las cuestas de Tenteniguada a San Mateo, para ir a la escuela, camina que te camina…. y de vuelta ligerito otra vez p’a la Huerta de Sardina. Estoy seguro de que por allí no pasaron los de Syracusa.

¡Qué pelete, compadre!

La primera vez que bajé a Las Palmas (la de Gran Canaria), fue en el pirata de Facundito….y se me pusieron los ojos como platos cuando vi el Puente de Piedra, el de Palo, el Teatro, la Tienda de los Peñate, la Plaza del Puerto, el Millares

Ya de “galletón”, después del bachiller, me dio por estudiar sobre aquel invento que de niño me encandiló: la radio. Un invento que te lleva por el aire a todas partes. Por ejemplo, a mí me llevó hasta Radio Atlántico, y, unos años más tarde, a Televisión Española, en la Casa del Marino.

Ahí, en la Casa del Marino, estaba el corazón de la tele. Sus latidos eran los latidos de las siete islas. Ése era el corazón que conectaba, por fin, las Islas Canarias. Gran invento para un archipiélago como el nuestro. Las crónicas de todas las islas llegaban por “vía milagro”. Claro, no había Internet, ni edición digital, pero sí había voluntad de informar….

Por ejemplo, imaginemos una gran noticia en El Hierro: la aparición de San Borondón. No, nosotros no dimos esa noticia, pero ¿es menos noticia la de que la cabra de Miguelito se saltó la muralla de piedra y le comió dos matas de papas a su vecino Ginés, que se estaba mirando en ellas? Lo importante era, y es, comunicarse entre las islas, acercarnos y eso lo consiguió la radio pero sobre todo la tele.

El periodismo de Pascual Calabuig, José María Ayaso, Antonio Ayala o Lemus, la tele del ‘Tenderete’ de Nanino, del ‘Hola, ola’, de ‘Repaso’, de ‘Mermelada de futuro’, de ‘Y aún rueda el balón”, “Ágora”, “Memoria de nuestras islas”, “Senderos Isleños” y “Atlantes”.

La televisión ha sido testigo de una fiesta popular que cumple 35 años de historia contemporánea, porque, antes, los bailes de máscaras se escondían en las sociedades. Con frío o con calor, sólo hacía falta una sábana y un buen ron, un grupo de amigos, un huevo duro y la parranda estaba asegurada. Hoy nuestra fiesta llega a todo el mundo, vía satélite, y entra en millones de hogares.

Algunos no se creerán que hace 50 años no había televisión. Sí, hubo una vez un mundo ….sin televisión. Pero esa es otra historia. Este Carnaval 2010 de Las Palmas de Gran Canaria nos refrescará los recuerdos de antiguos programas, series y personajes, que han vivido dentro de esta caja tonta y que a veces

Bueno, ahora ya no sé cómo llamarla: si tele, si plasma o si plasta. Son tantos los cambios que muy pocos recuerdan que antes sólo había un canal y que cuando llegó el UHF, la segunda, o la 2, el primer mando a distancia era tu hijo.

Sí, el chiquillo era el que cambiaba, para ver los dibujos animados. Bueno, los Picapiedra, Pipi Langstrum, Heidi, Mazinger Z, La Casa del Reloj, La bola de cristal con su Bruja Avería…y poco más.

¡Qué pronto se multiplicó todo! Los canales, los dibujos, las series,,, hablando de series, algunas de las series míticas han querido enviarnos un mensaje.

¿Y lo de hablar en Canario por la tele? ¡El acento! Qué invento lo del acento.

Hubo una vez una tele en la que los presentadores, todos, tenían que hablar en castellano. Con el castellano de Valladolid.

Al final, mitad en canarión y mitad en román paladino fui colando cosas de las nuestras… y hasta me permití bromear con lo de la hora menos. Le di la vuelta y durante una temporadilla eran “las nueve en Canarias, diez en el resto de España”.

La ciudad, la tele y el carnaval han cambiado y evolucionado con el tiempo, con los años. Aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor…¡vaya usted a saber! Por la tele han dicho que “lo que vivimos lo llevamos puesto, pero lo que nos queda por vivir es lo que nos motiva a seguir caminando”. Y si lo han dicho por la tele debe ser verdad.

Hay cosas inolvidables en esta ciudad: pasear por la Puntilla, la peña de la Gaviota, el Cabrón, el Confital, San Cristóbal, las Arenas, los pescaditos, el Murga, el Sanapú, el Cuyás, el Avellaneda, la antigua heladería de Los Alicantinos y su gran mostrador… algunos de estos lugares han desaparecido y otros se han transformado, pero todos forman parte de mis, de nuestros, recuerdos.

Chascarrillos, décimas, coplas a lugares típicos o emblemáticos, se han dicho y se han escrito a montones. Yo le tengo especial cariño a un personaje que se ganaba la vida entre el cine Viejo y el Millares: “En la calle Luján Pérez/ lo primero que se ve/ el carrillo del Guapito/ con tres chufas en un papé”.

A mí me gusta esta ciudad. Me gusta que esté viva, que se mueva. Me gustaba cuando era chico y me gusta la de ahora. Me gusta y es un placer que intento contagiar cada día.

Así que dicho esto, sintonicen bien su TDT y suban el volumen de su televisor que desde hoy y hasta el 20 de febrero Las Palmas de Gran Canaria se viste de Carnaval.

Desde el parque de Santa Catalina, “y para el mundo”, les enviamos una señal nítida y clara. Esta es una fiesta sana, que nadie puede parar.

Si no vienes al parque, por la tele nos verás.

Escucharás a las murgas cantar/ verás a las comparsas bailar/ la belleza de los trajes de las reinas te cautivará/ y una sonrisa los Drag Queen, a buen seguro te arrancarán.

Son días de encuentro, de fiesta, en una ciudad de mar y de culturas.

Una ciudad candidata a capital cultural europea 2016, y que abre sus puertas al mundo, para compartir su fiesta más popular. Una expresión del pueblo, hecha desde la imaginación y el talento de sus ciudadanos, una explosión de alegría llena de civismo y tolerancia.

Si quieres vivirlo en directo, entra en la tele con nosotros y disfrázate del héroe de tus recuerdos. Conviértete en la presentadora de tus sueños, en el productor de tus deseos y en el actor de tu vida. El plató ya está iluminado.

Estos son días de fiesta. La imaginación al poder. Entra en el Carnaval de Las

Palmas de Gran Canaria.

Que el tiempo nos acompañe y buenas noches. ¡FELIZ CARNAVAL 2010!

Paco Montesdeoca.

Ayúdanos a seguir informando día a día sobre nuestra playa: dona

He visto un error 🚨

Comparte

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido con derechos de autor