A la playa de Las Canteras

Hoy tengo mucho calor

y necesito refrescarme,

el Sol me quema todo el cuerpo

y aquí en casa no puedo quedarme.

Salgo a la calle y me echo a caminar,

la temperatura sube

y algún remedio he de encontrar.

Ya cansado de andar

por fin lo he conseguido,

he llegado a la Playa de Las Canteras,

por Dios cuanto he sufrido.

El Cielo está totalmente despejado

y como no aguanto más

en bañador ya me he quedado.

Observo detenidamente la unión del mar

con la tierra llena de vida

mediante su paradisíaca arena rubia

que late del calor

como un corazón enamorado

junto al agua que la baña

por la historia compartida.

La gente va y viene por su paseo,

aquí nadie se detiene

y yo voy a dar un rodeo.

Entre palmeras majestuosas

y una arquitectura digna de la mejor escena

llego al Auditorio Alfredo Kraus

donde percibo unas vistas muy hermosas

en un bello lugar que bien merece la pena.

El Atlante a lo lejos me saluda con sus brazos

señalando dónde está la Atlántida

y cómo seguir sus pasos.

Un mundo que marcado nuestro destino,

una civilización mágica

que nos abrió el camino.

Desde La Puntilla hasta La Cicer,

La Barra se mantiene ante el oleaje

como defensa que La Naturaleza

hizo a fuerza de coraje.

Playa de Las Canteras,

paraíso de una gran ciudad

que contigo ha crecido,

el mundo se pone a tus pies

con el prestigio que siempre te has merecido.

Ahora me acerco al agua y entro en ella

para llenarme de su energía

como la luz de una estrella.

Siento un inmenso bienestar

en este afortunado lugar del Universo,

un rincón que no tiene par,

único en su creación y nacido de un verso.

Mi corazón se alegra y aflora un sentimiento

como el de aquellos hombres

que un día llegaron en sus navíos

y gozaron con su descubrimiento.

Este paraje bendito

es un regalo para los sentidos

donde muchos artistas

tienen en él rincones compartidos.

La historia ha querido

que seas fuente de inspiración

de diversos autores

plasmando en sus obras

recuerdos de mil colores.

Al salir del agua en la cual me he bañado

siento el placer que me brinda el aire

sobre mi cuerpo mojado.

En la arena

quedan grabadas las huellas de mis pies

para que no me pierda

y así pueda volver después.

Playa de Las Canteras

eres la reina de los mares

y la joya más valiosa de esta ciudad,

Las Palmas de Gran Canaria,

un sueño que contigo se ha hecho realidad.

© 2009 Aridane García Ruiz. Todos los derechos reservados

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate